La humildad y la fama

A G-T P facebookA G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

04-06-21

En esta vida he conocido a muchas personas sencillas y humildes, pero qué pocas de ellas lo han seguido siendo cuando han catado el dulce néctar de la fama. Pocas hay, pero haberlas las ha habido.

Hace unos años tuve el honor de conocer a Miguel Induráin, y puedo dar fe de su franca sencillez; de su discreta y nada forzada humildad.

Otros con menos méritos, cuando el sol de de su corta fama, ha declinado, se han dedicado -y dedican- a pasearse por los platós de las telebasuras, opinando como expertos en todo y de todo, sin pudor ni vergüenza, haciendo gala de una patanería al más puro maestro Ciruela, que no sabiendo leer, montó una escuela.

NOTA: Miguel Induráin Larraya, fue ganador del Tour de Francia durante cinco años consecutivos (de 1991 a 1995) y del Giro de Italia en dos ocasiones consecutivas (1992 y 1993); fue además campeón del mundo contrarreloj (1995), y campeón olímpico contrarreloj (1996). En 1992 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias.

Se el primero en comentar on "La humildad y la fama"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*