La vida sin futuro

Fotografía Rosa MurielFotografía Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

31.05.21Rosa Muriel

Calle Preciados, cerca de La Gran Vía, Madrid. Sus ojos decían tanto… Mirada de recuerdos, desasosiego, tristeza, melancolía, vivencias… hambre.

Allí sentado viendo la vida pasar, frío, calor… La calle su hogar, en un rincón sentado, su bolsa de plástico con sus enseres a su lado y cartones que eran su compañía. Su rostro cuarteado y su barba espesa por el paso del tiempo, sus ropas que lo decían todo. Me detuve junto a él varios minutos, no podía dejar de observarlo haciéndome miles de preguntas.

Señor del gorro de lana y cazadora vaquera, ojos azules como el mar, manos agrietadas y mirada triste. Quizás fue un apuesto galán con una vida feliz, ¿con familia? ¿hogar? ¿dinero?, vete tú a saber que ocultan esos ojos azules, esa vida.

Cerca de allí un McDonald’s fue lo primero que vi. Compré un Mcmenú, el más grande, con patatas deluxe, salsas, coca cola, un café caliente. Me acerqué al señor del gorro de lana y cazadora vaquera. Jamás olvidaré su mirada.

Allí sentado en el suelo levantó su mirada hacia mí, mirada de desconfianza. Tendí mis manos y le ofrecí lo que compré en McDonald’s. Por unos segundos sus ojos se clavaron como chinchetas en los míos, le ofrecí mi sonrisa y le entregué el Mcmenú, no hubo palabras, no hablamos absolutamente nada. Tan sólo miradas… ¡y que miradas!

A escondidas de él le robé una foto, no quise molestarlo ni pedirle nada, solo le robé una foto. Me fui de allí temblando, literalmente temblando, miradas, sonrisas. Señor del gorro de lana, cazadora vaquera, ojos azules como el mar.

Mientras caminaba ya alejándome de él, no dejaba de pensar lo jodidamente cruel que puede ser la vida. Hoy podemos estar arriba, mañana podemos estar abajo del todo.

Be the first to comment on "La vida sin futuro"

Leave a comment

Your email address will not be published.