Italia gana Eurovisión con el rock de Måneskin

El rock reina en Eurovisión gracias a los italianos Måneskin y Blas Cantó queda antepenúltimo/rtveEl rock reina en Eurovisión gracias a los italianos Måneskin y Blas Cantó queda antepenúltimo/rtve

Francia acarició la victoria por primera vez tras varias décadas gracias a Barbara Pravi y su poderosa «Voilá», seguramente la mejor canción del festival de televisión

Domingo, 23.05.21

Ana Miralles.-   El grupo Måneskin, con ‘Zitti E buoni, se llevó la gran victoria al ser cuartos en el jurado y arrasar en el televoto. De este modo, la RAI consigue el tercer triunfo de su historia tras los de Gigliola Cinquietti en 1964 y Toto Cotugno en 1990. Una victoria que Italia llevaba persiguiendo en estos últimos años, puesto que tras su regreso a la competición en 2011 sólo se había apeado en dos ocasiones del top10 y había sido segundo en otras dos.

Tras vencer también en el prestigioso festival de San Remo, Måneskin se enfrentaba a la posibilidad de devolver al rock a lo más alto de Eurovisión tras el único triunfo de los finlandeses Lordi y su “Hard Rock Hallelujah”. Con una estética glam y sofisticada, sus cuatro componentes protagonizaron una actuación frenética que culminaba con un espectáculo de pirotecnia digna del mejor show eurovisivo.

Barbara Pravi (a la que algunos ya comparan con la gran Edidh Piaf ) y su poderosa «Voilá», rozaron el triunfo para Francia.La intérprete enamoró a la audiencia europea con una sublime actuación, descarnada, vigorosa y muy emocionante. Una apuesta de pura esencia francesa que rezumó belleza y elegancia. Digna heredera de Edith Piaf o Jacques Brel, Barbara sobrecogió con una rotunda interpretación con la que pretendía dar visibilidad a la violencia de género, que ella misma sufrió en sus propias carnes. Vestida con un corpiño balconette y un pantalón ceñido, a la representante francesa le bastó poco más que un foco a sus espaldas para captar la atención del gran público en un poderoso final donde una steadycam se balancea a su alrededor para mostrar el lado más vulnerable e imponente de una persona.

El ganador de la votación del jurado fue sin embargo el suizo Gjon’s Tears, que finalmente quedó tercero tras la votación del público. El joven suizo heredó la magia de Duncan Laurence (2019) para ofrecer una interpretación muy sólida de “Tout l’universe”, conocida en España de forma sobrada por ser la pieza principal de la docuserie sobre Rocío Carrasco que emite Mediaset.

TVE y Blas Cantó

España cosechó su enésimo fracaso en el festival a pesar del talento y espectacular trayectoria de Blas Cantó. Su balada «Voy a quedarme» se diluyó en una final en la que el nivel de las canciones ha sido notablemente mejor que en las últimas ediciones. El cantante murciano obtuvo este sábado el puesto 24 de 26 en la gran final del festival que se celebró en Róterdam (Países Bajos). El español recibió seis votos en total, todos del jurado. El televoto le otorgó cero puntos, igual que a Reino Unido, Alemania y Países Bajos. Un desastre más.

La última de nuestras decepciones se suma a una larga lista de despropósitos que RTVE encadena sin que la corporación pública parezca reaccionar ante ninguneo de la marca España en un festival seguido por más de 200 millones de espectadores cada año. Los datos sonrojan a cualquiera: España no supera el puesto 21 desde el décimo lugar de Ruth Lorenzo en 2014. Nuestro país, además, es el único junto a San Marino y Montenegro que no ha superado los cien puntos en una gran final desde el año 2000 y nuestra mejor puntación son los 125 votos que obtuvo Mocedades en el año 1973 pese a que ahora hay el triple de puntos en juego que entonces.

Se el primero en comentar on "Italia gana Eurovisión con el rock de Måneskin"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*