Duque: ‘Es dificilísimo conocer el área de impacto hasta minutos antes’

El Long March 5B, una nave no tripulada de 50 metros de largo y 22 toneladas que lanzó la estación espacial china la semana pasada./NASAEl Long March 5B, una nave no tripulada de 50 metros de largo y 22 toneladas que lanzó la estación espacial china la semana pasada./NASA

Se espera que el cohete chino, descontrolado, -de gran tamaño y 22 toneladas de peso-, entre en la atmósfera terrestre alrededor del 8 de mayo

Viernes, 07.05.21

informaValencia.com.-  El cohete chino descontrolado que parece que se avecina sobre la Tierra para este fin de semana ha generado mucha inquietud. Ante esta amenaza, voces como la del ministro de Ciencia e Innovación, y ex astronauta, Pedro Duque ha llamado a la tranquilidad asegurando que la mayoría de los restos «se desintegrarán durante su reentrada a la atmósfera».

Se trata de un cohete Long March 5B que fue usado la semana pasada por China para lanzar al espacio una parte de su futura estación espacial.

Duque ha indicado en su cuenta de Twitter que España está proporcionando datos de su radar en la base de Morón de la Frontera (Sevilla) al consorcio encargado de realizar el seguimiento del cohete. «La mayoría de los restos del cohete que lanzó el módulo de la nueva estación espacial china se desintegrarán durante su reentrada en la atmósfera», ha señalado en su tuit.

El ministro, que también es ingeniero aeronáutico, ha recordado que en su día hizo algún estudio de reentrada de cohetes sin control y que «es dificilísimo conocer el área concreta de impacto hasta pocos minutos antes».

En cualquier caso, «todo o casi todo el aluminio se vaporizará. Para concretar más, hay que saber si tiene piezas de titanio o acero, y cuánto. Y no sabemos», ha agregado Duque.

Se espera que el cohete, de gran tamaño y 22 toneladas, entre en la atmósfera terrestre alrededor del 8 de mayo, manifestó ayer el portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, Mike Howard.

La reentrada del cohete y la imposibilidad de prever en este momento dónde podrían caer los posibles restos, aunque según Howard la apuesta «más segura» sigue siendo el océano, ha hecho crecer las especulaciones en las redes y algunos medios, que apuntan a la posibilidad de que pudiera hacerlo sobre Madrid.

El astrofísico José María Madiedo se ha hecho eco en Twitter de esas especulaciones, a las que ha tildado de sensacionalismo.

«Y una vez más lo digo: que lo de que el cohete va a caer en Madrid es sensacionalismo. Aún no se sabe dónde caerán los restos. Y cuando lo hagan, casi con total probabilidad lo harán sobre una zona no habitada del planeta», ha escrito Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

En una serie de mensajes, Madiedo ha reiterado que no se sabe dónde pueden caer los restos si no se destruye totalmente al llegar a la atmósfera.

«Lo que hay que leer… También podría impactar en Sebastopol. O en el gallinero de alguna granja de la América profunda. Pero, en fin, todo sea por el sensacionalismo», ha agregado.

Vaquerizo: «La caída en zonas habitadas no es nula pero sí improbable»

Entre los días 8 y 10 de mayo, los expertos prevén que el cohete fuera de control cruce la atmósfera terrestre. Es el Long March 5B, una nave no tripulada de 50 metros de largo y 22 toneladas que lanzó la estación espacial china la semana pasada. Sin embargo, los cálculos han salido mal y la nave circula ahora sin rumbo.

¿Cómo será la caída del cohete? “La probabilidad de que caiga en zonas habitadas no es nula, pero sí improbable”, explica Juan Ángel Vaquerizo, coordinador de la Unidad de Cultura Científica del Centro de Astrobiología del CSIC.

Es cierto que los objetos de los desechos espaciales se desintegran o rompen al entrar en la atmósfera, pero el tamaño del aparato preocupa por si alguna de sus piezas más grandes puede caer en zonas pobladas. El experto asegura que “no hay control sobre la órbita” que está siguiendo el aparto, por lo que incluso el Pantágono estadounidense trabaja en averiguarlo.

Es posible que si la caída del cohete es adecuada podamos llegar a verla, pero “necesitamos más datos de cuál es el rumbo que está siguiendo”. Eso sí, Vaquerizo lanza un mensaje tranquilizador: «Estamos casi seguros de que caerá en zona del océano”. Y es que cerca del 71% de la superficie terrestre es océano, por lo que es “muy probable que caiga en el agua”.

 

Be the first to comment on "Duque: ‘Es dificilísimo conocer el área de impacto hasta minutos antes’"

Leave a comment

Your email address will not be published.