El vaivén de la vida

Fotografía Rosa MurielFotografía Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

21.04.21Rosa Muriel

Si hay algo que me está enseñado la edad es saber quién está a mi lado. A quién le importo y quién me importa. Que los años son solo números para contar momentos.

La edad me enseña que el amor y la amistad comparten una ley fundamental “la lealtad”. Que quien me quiere me lo demuestra. Que los problemas se terminan solucionando y no debo preocuparme más de lo necesario. Que no se trata de lo que recibo, sino de lo que aporto y lo que soy capaz de dar con los ojos cerrados. Que no es más el que más tiene, sino el que te entrega todo y te regala su tiempo, sus ganas. Que no puedo obligar a que me quieran, solo puedo ser sincera con mis sentimientos.

Que los trenes solo pasan una vez, pero lo que sí es importante es saber aprovechar cada oportunidad que se presente y sobre todo no perder ese tren. Que no importa ni donde, ni cómo, que lo que verdaderamente importa es con quien. Que algunas personas llegaran para quedarse en mi vida y otras solo serán una visita pasajera. Que no debo decir “yo nunca”.

Que vivir es una aventura, viajar es un placer y amarme una necesidad. Que ser valiente significa aceptarme tal como soy, equivocarme y perdonarme. Que algunas veces es mejor callar y escuchar. Que sabiendo muchas cosas me haga la tonta para que no se den cuenta que se tanto…

Que el tiempo no pone todo en su sitio, ni todo lo que sube baja. Que cada uno tiene sus motivos, aunque algunas veces no compartamos razones ni motivos. Que siempre habrá más preguntas que respuestas, por desgracia. Que prefiero sufrir sabiendo, que sufrir con mentiras a medias.

Que la vida trata de ir y de venir. Y que vivir no es tan difícil, si tengo los principios adecuados y estoy rodeada de personas que me quieren.

Que la edad me está enseñado tantas cosas…

Se el primero en comentar on "El vaivén de la vida"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*