Los síntomas del posible efecto secundario de la vacuna de AstraZeneca

Gráfica del ictus.Img. quironsaludGráfica del ictus.Img. quironsalud

Los eventos trombóticos detectados se han asociado a una disminución del número de plaquetas en sangre ACTUALIZADO 07/04 – 17.05h.

Valencia, miércoles 17.03.21 / ACTUALIZADO 07/04/17.05h.

A.C.-  La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) advierte a los profesionales de la sanidad de que se ha tenido conocimiento de algunos casos de coagulación intravascular diseminada (CID) y de trombosis de senos venosos cerebrales (TSVC) en personas que habían recibido recientemente la vacuna frente a Covid-19 de AstraZeneca (mayoritariamente en los 14 días previos). Aunque es necesario seguir realizando análisis, se considera que los casos observados son superiores a los esperados para estas entidades en la población general. La AEMPS recomienda vigilar la posible aparición de signos y síntomas de tromboembolismo y en particular de CID y TSVC.

El pasado 16 de marzo, un policía nacional de Valencia tuvo que ser ingresado tras recibir la vacuna de AstraZeneca ya que el agente comenzó a sufrir una encefalitis (dolor de cabeza intenso) después de que le inyectaran la dosis. Además, otros dos agentes manifestaron procesos que actualmente se están estudiando y evaluando, pero ninguno de ellos recoge diagnósticos de trombosis cerebrales y no se ha observado trombocitopenia.

La AEMPS informa en general de los síntomas sobre los que deben de estar alerta y buscar atención médica si se presentan: dificultad para respirar; dolor en el pecho; hinchazón o dolor en un brazo o una pierna; dolor de cabeza intenso y persistente o que empeora más de 3 días después de la vacunación; visión borrosa o doble; múltiples hematomas pequeños, manchas rojizas o violáceas en la piel.

Un trombo «es un coágulo de sangre que se produce en el interior de un vaso sanguíneo y que dificulta o impide su circulación. Pueden producirse tanto en las arterias, que llevan la circulación desde el corazón hasta los diferentes órganos, como en las venas, que conducen la sangre de retorno desde los órganos hacia el corazón», explica Cristina Hidalgo, especialista en Medicina interna del Hospital Cruz Roja, que aclara que «los trombos en arterias generalmente se producen en el corazón (infartos) o el cerebro (ictus)».

Debido a la oclusión en los vasos sanguíneos, «la trombosis venosa puede ocasionar dificultad para el retorno de la sangre de las venas desde hasta el corazón, provocando congestión e hinchazón en el lugar donde se ocasiona, más frecuentemente en las piernas».

La complicación más grave de la patología trombótica venosa, explica la doctora Hidalgo «es el desplazamiento de los trombos a otros territorios como los pulmones, donde su repercusión puede ocasionar fallo respiratorio, cardiaco e incluso la muerte si no se detectan y tratan a tiempo».

En cuanto a los trombos en arterias, «su oclusión condiciona falta de riego con el desarrollo de infartos, más frecuentes a nivel cardiaco y cerebral, cuya gravedad y posibles repercusiones son más conocidas».

 El coágulo se produce cuando la sangre pasa de estado líquido a estado sólido donde el flujo es muy lento o ha sido alterado por alguna causa./informaValencia.com

La trombosis venosa puede ocasionar dificultad para el retorno de la sangre de las venas desde hasta el corazón.El coágulo se produce cuando la sangre pasa de estado líquido a estado sólido donde el flujo es muy lento o ha sido alterado por alguna causa./informaValencia.com

Síntomas

La trombosis puede manifestarse con dolor en la pierna o en el brazo, hinchazón de la pierna o del brazo o aumento de temperatura de la zona dolorida», advierten desde tromboinfo, si bien en ocasiones la trombosis venosa profunda «no produce síntomas, de modo que el paciente no se da cuenta».

«Es fácil que una trombosis en una pierna se pueda confundir con una lesión de huesos, músculos o ligamentos, aunque el reposo y la compresión de la zona afectada no mejorarán los síntomas con el paso de los días. Al contrario, si es una trombosis el malestar irá a más, sobre todo al estar de pie», recuerdan. «Si no recordamos haber sufrido una torcedura, un tirón muscular o un esguince, si no nos hemos caído antes de que ese dolor empiece ni hemos puesto en práctica ninguno de los principales factores de riesgo, entonces merece la pena acudir a nuestro médico para que nos explore y preguntarle por la trombosis».

Además puede darse un «aumento de temperatura de la piel, que además puede estar enrojecida y brillante. Incluso puede aparecer fiebre, que raramente supera los 38ºC».

Estos síntomas y signos, recuerdan «empeoran con las horas si estamos de pie o sentados, debido al efecto de la gravedad. Al ponernos en la cama la hinchazón disminuye porque las venas se vacían mejor cuando están en posición horizontal».

Patología que pueden provocar una trombosis

Son muchos los factores que «contribuyen a la formación de trombos venosos porque condicionan alteraciones en la circulación sanguínea», advierte la doctora Hidlago que destaca cinco factores:

.– La inmovilización, que dificulta la circulación haciéndola más lenta, fundamentalmente en las piernas, y puede llegar a condicionar la formación del trombo. Puede ocurrir como consecuencia del encamamiento por otras enfermedades más o menos graves, pero también por otras circunstancias como los viajes prolongados.

.- Enfermedades tumorales: tanto por el propio tumor como por el efecto de algunos tratamientos.

.- Alteraciones hormonales: como ocurre durante el embarazo y el puerperio, tratamientos hormonales en la menopausia o la toma de anticonceptivos.

.- Enfermedades genéticas como alteraciones en el sistema de la coagulación.

.- Otras: enfermedades autoinmunes, edad avanzada, obesidad, traumatismos…

En el caso de la trombosis de senos venosos cerebrales representa menos de un 0,5 % de los casos totales de las enfermedades cerebrovasculares que se producen en España, y su incidencia se sitúa entre 1 y 1,3 casos por 100.000 habitantes al año. En ocho de cada diez pacientes la recuperación es completa y solo un 5 % desarrolla algún tipo de secuela severa

 

Se el primero en comentar on "Los síntomas del posible efecto secundario de la vacuna de AstraZeneca"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*