Sinceramente tuya

Foto: Rosa MurielFoto: Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

30.03.21Rosa Muriel

Desconfío de quién tiene la receta para cada cosa, la palabra correcta en el momento justo, que saben de frases perfectas. Me gusta quién se equivoca mientras habla, porque se emociona con lo que dice. Me gusta quién se ruboriza por una pequeñez, que ríe sin un motivo, quién llora porque ya no puede contenerse.

Me gustan las personas simples porque tienen la sabiduría de aquel que no carga el peso innecesario de las cosas y alimenta su alma de todo lo vivido. Me gustan aquellos pocos que no son lo que poseen, sino lo que dan. Me gustan los locos que tienen el coraje de vivir la vida, como si fuera el final.

Me gustan las personas desordenadas; personas que no encajan en un cuadro ni se mantienen entre las líneas, pero cuya integridad es más grande que cualquier reglamento y cuya lealtad es más fuerte que la sangre.

Me encanta quién tiene ese atractivo y sensibilidad que te envuelve y hace sentir que eres importante con sólo acordarse de algo tan simple como que existes con un tonto gesto y se atreven, que apuestan y luchan por lo que quieren. Esos locos atrevidos que te emocionan porque se aventuran a volar sea donde sea y donde estés, que no les importa la distancia ni el tiempo.

El mundo está lleno de «maestros y fantasmas» de la vida, que luego no saben de cosas como la educación, la sinceridad, la humildad, los valores, sentimientos y lealtad .

Me encantan los imperfectos, los desordenados y atrevidos, porque son verdaderos.

Se el primero en comentar on "Sinceramente tuya"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*