Botella medio llena o botella medio vacía

A G-T P facebookA G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

29.03.21

Frente a cualquier situación de la vida, podemos ver la botella medio vacía, es decir, la tener una visión negativa y angustiada de los acontecimientos, o la de ver con sosiego y positivismo, la misma botella, no medio vacía, sino medio llena. No deprimirnos por lo que falta, sino valorar lo que aún nos queda.

Recuerdo que cuando falleció mi madre, amén de sentir la desgarradora pena que dicha situación comporta a cualquier persona bien nacida, viví dentro de mí una tremenda paz, porque mi madre se había marchado estando dormida en su cama, sin dolor ni conciencia de su propia enfermedad y muerte. Mi madre, espíritu libre ya, había recuperado la dignidad del ser; esa misma dignidad que en los últimos años de su enfermedad había ido perdiendo paulatinamente junto a su memoria y consciencia.

Aquellos que tienen tendencia a ver solo el lado negativo de los acontecimientos, les recomiendo que intenten ver la botella medio llena, en lugar de verla medio vacía.

En cuanto a aquellos otros que se atreven a reñir a Dios, y decir que están muy enfadados con Él, como si del vecino de arriba se tratara, les recomendaría un poco de humildad y respeto, y que dejen de lado su indignada soberbia; porque esa postura de “enfadarse con Dios” y además presumir públicamente de ello, conlleva tres trabajos: Enfadarse; desenfadarse; y procurar que Él no se enfade; porque si algo me ha demostrado la vida es que no hay situación mala que no sea perfectamente empeorable.

Que nada nos sorprenda. Al fin y al cabo vivimos en un Mundo cuyo príncipe es el diablo [Juan 12:31].

NOTA: DEDICADO A TODOS LOS QUE ESTÁN ENFADADOS CON DIOS:

Se el primero en comentar on "Botella medio llena o botella medio vacía"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*