La Guardia Civil termina con la ocupación ilegal en Chiva, Godelleta y Turís

Los agentes de la Guardia Civil de Chiva desalojan okupas en Godelleta/GCLos agentes de la Guardia Civil de Chiva desalojan okupas en Godelleta/GC

En colaboración con las policías locales, se han realizado 53 actuaciones contra la ocupación ilegal de viviendas, en alguna de las mismas en la que se traficaba con drogas

Valencia, martes 16.03.21

informaValencia.com.-  Agentes de la Guardia Civil de Chiva y de las policías locales de Chiva, Godelleta y Turis, en el marco de la Operación “FAKE HOUSE” desarrollada de manera conjunta en la provincia de Valencia, han realizado 53 actuaciones contra la ocupación ilegal de viviendas. La operación se ha saldado con la detención de dos personas (un varón y una mujer), en un inmueble ubicado en el termino municipal de Godelleta, en el cual permanecían sin autorización de su propietario y en la que se halló una plantación exterior de marihuana.

Además en otro de los inmuebles usurpados, en el termino municipal de Turís, se procedió a investigar a tres personas (un varón y dos mujeres), que habían falsificado un contrato de arrendamiento, para inducir a error a los agentes, además de encontrarse enganchados a los suministros de electricidad y agua.

La operación se inició con varias investigaciones que comenzaron a finales del año 2020. A raíz de la información obtenida por los agentes de la Guardia Civil de Chiva, en la que se estaba produciendo un repunte en la ocupación ilegal de viviendas, en pleno auge por la crisis sanitaria a consecuencia de la pandemia de COVID-19, establecieron en coordinación con las policías de Chiva, Godelleta y Turís, operativos específicos de vigilancia en las zonas mas sensibles de los términos municipales.

La Guardia Civil de Chiva, al objeto de coordinar las actuaciones, mantuvo varias reuniones con efectivos de Policía local, de los términos municipales dependientes, y con representantes del Ayuntamiento de Chiva. Uno de los objetivos principales de las reuniones, era el dar una solución habitacional u otro tipo de ayuda municipal a través de los distintos departamentos de asuntos sociales involucrados, para aquellas familias mas vulnerables y necesitadas, haciendo gala del espíritu benemérito, de la institución y del buen talante de los gestores municipales a realizar las acciones necesarias para los casos mas extremos.

Modus operandi   

De las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, en las viviendas ocupadas ilegalmente, se observaron diferentes modus operandi. Desde el acceso realizado por las mismas personas que después habitan ilegalmente la vivienda y en otros casos, los ocupantes ilegales, pagaban un precio (entre 400 y 1200 euros), para que un tercero les facilitara el acceso a la vivienda, así como el enganche ilegal de los suministros de luz y agua o la utilización de la vivienda usurpada para la plantación de sustancias ilegales, tal y como sucedía en una de las viviendas del término municipal de Godelleta. También habían personas que simulaban un contrato con el supuesto propietario, incurriendo en delitos de falsedad en documento. Los diferentes modus operandi y el elevado numero de casos en un periodo muy breve de tiempo, requirió  la estrecha colaboración entre Guardia Civil y Policías Locales.

Los agentes detuvieron a dos personas en el marco de la operación FAKE HOUSE./GC

Los agentes detuvieron a dos personas en el marco de la operación FAKE HOUSE./GC

Diversidad en los delitos cometidos

En las actuaciones realizadas en los términos municipales reseñados de la Hoya de Buñol-Chiva, los agentes han podido constatar que el delito de ocupación ilegal de la vivienda siempre llevaba aparejado otro tipo de delitos, como los  de defraudación de fluido eléctrico y agua corriente. En otros casos además, se cometían delitos como la falsificación del contrato de arrendamiento, para dilatar en el tiempo la investigación del hecho y evitar un desalojo judicial inmediato. Otra veces las viviendas usurpadas no solo servían como morada de los ocupantes ilegales, sino que además eran usadas para la plantación de drogas (cannabis) o como guardería de objetos sustraídos.

Registros domiciliarios y detenciones

El operativo se enmarca dentro de los servicios establecidos por la Guardia Civil en todo el territorio nacional para prevenir el “robo en viviendas y diseminados”, además de los servicios establecidos para la realización de los distintos dispositivos operativos en vía pública al objeto de controlar el cumplimiento del Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo.

La operación “FAKE HOUSE” se ha saldado, con 53 actuaciones desde finales de año 2020, consiguiendo realizar siete desalojos, ordenados por la autoridad judicial, así como 14 intervenciones evitando la ocupación ilegal de inmuebles.

En un registro domiciliario los agentes incautaron más de 6 kilos de marihuana, preparada para su distribución y consumo, desactivando un punto de venta de cannabis en la localidad de Godelleta, siendo detenidas dos personas de nacionalidad española, un varón y una mujer de 43 y 46 años por un presunto delito de tráfico de drogas.

Además se ha investigado a tres personas de nacionalidad española, dos mujeres y un varón de edades comprendidas en te los 26y 51 año, a las que se les imputan los delitos de usurpación de inmueble, defraudación de fluido eléctrico y agua, y falsificación de documento privado.

Además se han incautado alrededor de 6.200 gramos de marihuana lista para su venta y distribución, efectos necesarios para el cultivo, elaboración, recolección y tráfico de plantas de  cannabis, siendo la valoración del total de la droga intervenida de aproximadamente 32.000 euros en el mercado ilícito. Los detenidos e investigados y efectos intervenidos, han pasado a disposición de los Juzgados competentes de Requena (Valencia).

 

 

 

 

 

Se el primero en comentar on "La Guardia Civil termina con la ocupación ilegal en Chiva, Godelleta y Turís"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*