Ellas y el rock and roll

The Runaways, referencia y modelo para un montón de jóvenes de su generación, con una puesta en escena entonces absolutamente impactante y un potente combinado de hard-rock, glam y punk. archivo informaValenci.comThe Runaways, referencia y modelo para un montón de jóvenes de su generación, con una puesta en escena entonces absolutamente impactante y un potente combinado de hard-rock, glam y punk. archivo informaValenci.com

El papel de la mujer en el rock and roll ha sido a menudo brillante y fecundo, sobre todo a partir de mediados de los años setenta

Valencia, viernes 12.01.21

Ana Miralles.-  Situémonos en mediados de los años setenta. Coincidiendo con la eclosión del punk y la nueva ola, una nueva generación de chicas tomaron las riendas de su propia carrera musical, más allá de prestar su voz y su imagen, que había sido lo habitual hasta entonces.

Se hicieron mundialmente famosas con canciones tan redondas como Manic Monday (escrita por Prince) o Walk Like An Egiptian, pero las Bangles empezaron formando parte de la famosa escena del Paisley Pop angelino, facturando un estupendo primer álbum de excelso pop de garaje.

Suzi Quatro, creada por Susan Kay Quatro, -auténtica pionera y enorme influencia sobre el resto de chicas rockandrolleras- dominó sobre todo la escena de los setenta, con un puñado de electrizantes álbumes de poderoso y energético glam-rock.

Entre las pioneras, The Runaways se convirtieron en referencia y modelo para un montón de jóvenes de su generación, con una puesta en escena entonces absolutamente impactante y un combinado de hard-rock, glam y punk. Cherry Bomb fue su enérgica y arrolladora tarjeta de presentación.

Pretenders, con una personalidad arrolladora, una voz fabulosa y un talento sobresaliente son algunas de las características que definen a Chrissie Hynde, que hasta nuestros días dirige con mano firme la carrera de la banda desde 1978. A su primer y fabuloso álbum pertenece esta maravilla que combina sensibilidad pop y energía.

Carla Olson (Austin, Texas) se trasladó a Los Angeles a finales de los setenta, donde formó The Textones, junto a su amiga Kathy Valentine, que más tarde formaría arte de las Go-Go´s. La banda tuvo una corta trayectoria, pero grabó algunas joyas de energético pop guitarrero, como esta espléndida canción firmada nada menos que por Tom Petty.

Siouxsie and the Banshees era una banda de rock británica, formada en Londres en 1976 por el vocalista Siouxsie Sioux y el bajista Steven Severin . Han tenido una gran influencia , tanto sobre sus contemporáneos como con actos posteriores.

La revista Q incluyó la guitarra de John McKay en Hong Kong Garden en su lista de «100 mejores pistas de guitarra», mientras que la especializada Mojo clasificó al guitarrista John McGeoch en su lista de «100 mejores guitarristas de todos los tiempos» por su trabajo en Spellbound .

Vocalista, guitarrista y compositora, Holly Beth Vincent formó Holly And The Italians en 1978, entrando a formar parte de la escena punk de los Angeles. La carrera del grupo fue breve, pero les dio tiempo a grabar auténticos himnos como este.

Debbie Harry fue la reina del punk y la nueva ola en el Nueva York de mediados de los años setenta. Su banda, Blondie, cosechó un buen puñado de éxitos, confeccionados a base de buenas melodías, estribillos pegadizos y contagiosos y la cautivadora voz e imagen de Debbie. Dreaming fue una de sus muchos formidables éxitos.

Katrina & The Waves. El carisma y la voz de Katrina Leskanich se unieron al talento compositor de Kimberly Rew (guitarrista de los fabulosos Soft Boys) para lograr maravillas como Walking On Sunshine, una canción con todos los ingredientes necesarios para convertirse en el gran éxito que fue allá por 1985.

Otra banda formada solamente por chicas fueron las Go-Go´s, quinteto de Los Ángeles, de sugerente y pegadizo pop guitarrero. Cosecharon grandes éxitos con canciones como Our Lips Are Sealed o Vacation, pero aquí nos quedamos con esta auténtica declaración de principios.

Del revival de mediados de los años ochenta, dominada, aún más que de costumbre, por el género masculino, las Pandoras eran una grata diferencia. Con recopilaciones de oscuras bandas de los sesenta como Nuggets o Pebbles, fueron capaces de adaptar las enseñanzas recibidas con estilo y personalidad, grabando, sobre todo, un primer álbum realmente espléndido.

The Mufs. En los tiempos del grunge todavía había bandas que defendían el valor de una buena melodía rodeada de distorsión. Entre los mejores estaban los Muffs, comandados por la maravillosa Kim Shatuck, que combinaba agresividad y dulzura como nadie.

 

Se el primero en comentar on "Ellas y el rock and roll"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*