¿Por qué la educación británica gana terreno en nuestro país?

Neil John Barnes, British ValenciaNeil John Barnes, British Valencia

Neil John Barnes

09.03.21

Neil John Barnes, director de British School of Valencia

La educación británica cuenta con una larga trayectoria en nuestro país. Sin embargo, en los últimos años, el número de colegios que ofrecen el currículo británico se ha incrementado notablemente, quedando patente que es una opción cada vez más elegida por los padres.

En British School of Valencia (BSV), llevamos 29 años ofreciendo una educación británica a alumnos de todas las nacionalidades, desde los 2 hasta los 18 años en la ciudad de Valencia. Nuestra experiencia nos ha demostrado que este modelo educativo ofrece a los alumnos una educación integral muy útil, tanto para su vida académica como para su vida personal. ¿Por qué? Porque el sistema educativo británico se fundamenta en el desarrollo de la creatividad, autonomía e interactividad de los alumnos. Para ellos, se pone en valor en todas las etapas la práctica junto a los aspectos más teóricos, además de fomentar el esfuerzo personal y el desarrollo del pensamiento crítico. Los alumnos son protagonistas en su experiencia de aprendizaje. Esta es, sin duda, una de las principales virtudes de la educación británica.

Además de las habilidades sociales, la educación británica ofrece a los niños la oportunidad de consolidar una lengua extranjera, en este caso el inglés, desde muy pequeños. Los idiomas se han convertido ya en un aspecto imprescindible en la educación y esto se refleja de las prioridades de las familias a la hora de elegir colegio para sus hijos. En el caso de BSV, nuestro proyecto educativo también fomenta también el aprendizaje de segundos y terceros idiomas, además del castellano y del inglés, tales como el alemán o el chino mandarín.

El desarrollo en entornos bilingües y/o multilingües, permite a los niños acercarse al mundo de maneras que, de otro modo, no serían capaces de experimentar, además de brindarles la oportunidad de establecer nuevas relaciones con alumnos de otros países y culturas dentro del entorno escolar. En este sentido, también les dota de una gran ventaja en su futuro profesional y personal, ya que podrán desenvolverse con total solvencia y sin ningún tipo de barrera idiomática.

De este modo, la educación británica ofrece mucho más que el aprendizaje de un idioma. Permite a los alumnos desarrollar habilidades y competencias que en otros sistemas educativos no se potencian de la misma manera. Una razón de peso que ha terminado por decidir a muchas familias para elegir este modelo educativo para sus hijos.

Se el primero en comentar on "¿Por qué la educación británica gana terreno en nuestro país?"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*