Terapia natural

Fotografía Rosa MurielFotografía Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

04.03.21Rosa Muriel

Una sonrisa tuya puede traer felicidad a cualquiera. Vamos por la vida caminando sin saber las cargas emocionales que otros llevan a cuestas y quizás una sonrisa pueda hacerles recordar o sentir que en la vida siempre es válido dar una sonrisa.

Estamos en un momento en el que el mundo ha olvidado sonreír, en que la pandemia, las guerras, las barreras, los límites se nos están siendo impuestos… pero hay algo que nadie nos puede quitar y es la dicha de sonreír cada día, entregar una sonrisa, ser generosos con otros aunque no les conozcamos.

Una sonrisa no cuesta nada, pero da mucho. Enriquece a aquellos que la reciben, sin empobrecer a aquellos que la dan. Ninguno es tan rico ni poderoso que pueda sobrevivir sin ella, y nadie es tan pobre que no pueda enriquecerse con ella.

Una sonrisa crea felicidad, promueve buena voluntad, y es la contraseña de la amistad. Trae descanso al cansado, alegría al descorazonado, luz al triste y es el antídoto de la naturaleza para las preocupaciones. Y sin embargo no puede ser comprada, prestada, o robada, ni se la puede solicitar con ruegos, porque es algo que no tiene valor para nadie hasta que es regalada.

Alguna gente está demasiado cansada para darnos una sonrisa; demos una de las nuestras, ya que nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que ya no tiene más de ellas que dar.

Se el primero en comentar on "Terapia natural"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*