21 gramos

A G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

04.03.21

El Dr. Duncan MacDougall [1866 – 1920] fue un médico de principios del siglo XX, en Haverhill, Massachusetts, que trató de medir la pérdida de peso del cuerpo humano tras la muerte física del mismo. Se trataba de averiguar si el alma existía, basándose en que la misma tenía peso. Jugando con las palabras de la celebérrima frase, sería como si el alma se dijera a sí misma: ¡Peso, luego existo!

Sus experiencias fueron recogidas por el New York Times, el 11 de marzo de 1907. La historia había comenzado cuando, en 1901, el doctor MacDougall pesó seis pacientes terminales de tuberculosis, en un hogar de ancianos. Colocando las camas de los moribundos sobre unas basculas industriales de la marca “Fairbanks”, capaz de medir variaciones de hasta de un gramo. En los seis casos hubo una apreciable pérdida de peso, 21 gramos, justo en el momento del fallecimiento.

La cifra de 21 gramos, como peso del alma, acabó popularizándose. Así, en el año 2003 se estrenó una la película sobre el alma, la vida y la muerte, titulada “21 gramos”, basada en los experimentos llevados a cabo por el Dr. Duncan MacDougall. La película fue galardonada con numerosas distinciones internacionales, entre ellas, dos “Oscar”.

ESCENA FINAL DE LA PELÍCULA “21 gramos”:

NOTA: Cuando MacDougall, realizó el experimento utilizando animales irracionales [perros, y ovejas], no hubo pérdida de peso en el momento de la muerte, y en los caso de las ovejas lo que hubo fue un incremento de peso. La conclusión a la que el doctor MacDougall, fue que tan sólo el ser humano tiene alma.
Haciendo oídos sordos a aquellos que le llamaban “mata perros”, y otras lindezas, MacDougall publicó los resultados obtenidos, en marzo de 1907, en la “Revista de la Sociedad Americana para la Investigación Psíquica”, y la revista médica “American Medicine”, mientras que la noticia se extendió al público en general a través del New York Times, tal como hemos indicado antes.

Se el primero en comentar on "21 gramos"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*