Soñando bajo el mar

Fotografía Rosa MurielFotografía Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

18.02.21Rosa Muriel

Si yo pudiera respirar bajo el mar y ser un pececito más, sería una exploradora con mucho arte. Buscaría los barcos de los piratas malvados y cogería sus cofres llenos de tesoros para repartirlos y ayudar a las personas que más lo necesitan. Buscaría ostras y con sus perlas haría fantásticas joyas para que cada bella dama las pudiera lucir. Subiría en un caballito de mar para observar y recorrer el fascinante mundo marino, cogería estrellas para enredarlas por mi cabello. Andaría descalza por los arrecifes de coral sin ningún miedo, porque allí construiría el paraíso perfecto donde poder dar besos de burbujas de colores.

Podría salvar alguna vida. Por ejemplo, que un gigantesco tiburón estuviese a punto de estrellarse contra una embarcación; yo podría despistarlo hacia un lugar seguro, guardaría el secreto para que nadie lo supiera ni se asustaran. Podría colarme en todo tipo de sitios para investigar, por ejemplo, observar a la Sirenita con su amado Erick , o poder ver a Marlín acompañado de Dory buscando a Nemo, seguramente me verían rápido… o no.

Podría ayudar a alguien sin que se enterara de quién le ha llevado eso que tanto deseaba. Seguro que habría gente intentando adivinar el porqué de algunas cosas. Entonces, con esas personas tendría que ir con cuidado y, sobre todo, hacerles bromas e intentar alejarlos de la idea de que sea yo a la que buscan con poderes mágicos. Lo más divertido serían las bromas, si si la bromas. Poder hacer una broma a un profesor cangrejo, disfrutaría quitando tildes, comas, puntos, haciendo bailar la ortografía: biajaria sobre las holas del mar aciendo vailes de cordura henojando cada linea con ermosos conpases de vach veethoben bibaldi… sería lo mejor de todo.

Uy! si pudiera ser un pececito y respirar bajo el mar…

Se el primero en comentar on "Soñando bajo el mar"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*