Garganta profunda

F.Mares

Francisco Mares

14-02-21

El 14-2-86 TVE censuró (en horario de máxima audiencia y en campaña del referéndum del 12-3 sobre si seguir o no en la OTAN), la canción Cuervo Ingenuo de J. Krahe por su crítica no solo a la posición de F. González en el tema, sino a su gobierno desde 1982 aunque el motivo principal blanqueado con la OTAN fue que iba a cantar las torturas paramilitares y parapoliciales bajo su mandato. En el concierto de la gira Joaquín Sabina y Viceversa sí se pudo oir a J.Sabina, J.Gurruchaga, Ricardo Solfa y Aute. Con anterioridad, a Krahe TVE le había propuesto cantar otra canción o esa y otra sin carga política a fin de elegir una o blanquear la otra, a lo cual se negó. Krahe fue el primer juzgado por ofender los sentimientos religiosos. En uno de sus cortos Krahe y Enrique Seseña ironizaron sobre cómo preparar un Cristo al horno, por lo cual con su emisión en Lo más plus fue declarado persona non grata por Polanco, entonces amo de C+ y capo de PRISA. El Centro Jurídico Tomás Moro presentó una querella pero el juicio se saldó sin apreciarse delito.

España pertenecía a la OTAN desde 1982 y siguió tras el referéndum en que el NO lo defendió la plataforma del escritor A. Gala. Antes de 1982 el PSOE se opuso con el lema “OTAN, de entrada NO” al gobierno de Calvo Sotelo, que firmó la adhesión el 10-12-81. Una de las propuestas del PSOE era un referéndum para decidir si oponerse a esa adhesión. El informe realizado en 2016 por el Centre Delàs d’Estudis per la Pau fue taxativo: “El gobierno del PSOE de Felipe González utilizó toda la fuerza del Estado y los medios públicos para doblegar la voluntad de la población que, en las encuestas, se manifestaba favorable a la salida de la OTAN” . Y concluye el informe con que ese fue el último referéndum en España, pues con él se quitaba a la población el derecho a decidir de la democracia en las cuestiones de transcendencia directa y participativamente. La OTAN se creó en 1949 en plena guerra fría como alianza militar anticomunista capaz de intervenir de común acuerdo y con alta disponibilidad en menos de 48 h ante cualquier terror rojo. El PSOE de ZP con el lema “No a la guerra se opuso a Aznar con quien España se involucró más en la estructura militar de la OTAN, pero la proclama de reducir la presencia militar estadounidense en España no solo no se cumplió sino que aumentó en las bases de la apertura del franquismo al bloque occidental americano desde 1953 junto a las de Zaragoza y Torrejón de Ardoz: Morón de la Frontera (Sevilla) y Rota (Cádiz).

Siguiendo por la (auto) pista, el lunes 30-1-89 a las cinco menos cinco, hora taurina y de Red Bull, el presidente del COE de 1984 a 1987 (cuando se concedieron a Barcelona los juegos del 92) y aspirante al reino de España y de Francia (quimérico desde que se cumplió la venganza de los templarios), el duque de Anjou y de Cádiz residente en Pozuelo de Alarcón,primo hermano del rey emérito del emirato y primer esposo de la nietísima de Paco Pantanos, fue guillotinado en la pista de esquí de Beaver Creek (Colorado) en las Montañas Rocosas, cuando sobre las 16 h (0 h en España) bajaba deslizándose hacia la meta y le echaron un cable. El peón lo levantó en jaque mate a la altura del cuello para colgar la pancarta en la cabeza de la línea de la concepción de la meta. El día siguiente empezaba el campeonato mundial de esquí y la nieve se hizo rojiblanca como en un amistoso de fútbol americano EEUU-Sevilla, mientras el duque de Cádiz que no se descabezó sino que quedó detenido enganchado por el cuello en la meta, murió horas después en el hospital Vail Valley. El artículo de Consuelo Font para El Mundo (7-2-19) con motivo del aniversario de la muerte del primogénito del duque, especifica que cinco años antes fue herido hasta pasar en la UVI varias semanas tras chocar, al entrar en la autopista sin advertir el stop, contra un pegaso cargado de 23 toneladas de materiales de limpieza el Citröen CZ que conducía después de un fin de semana de esquí en Astún. El primogénito de los dos hijos que iban en el coche, el duque de Borbón Francisco de Asís, fue quien con 11 años falleció el 7-2-87 (martes de carnaval) en un accidente del domingo 5-2-87 a las 20 h. que pudo acabar con los tres, y la niñera pero que solo hirió al padre, hijo menor e institutriz. Finalmente, Luis Alfonso de Borbón murió a los 52 años en vez de a los 47 y sus restos reposan con los de su hijo en una làpida que reza: “Sus Altezas Reales, Don Alfonso y Don Francisco de Borbón” .

Según Martín Bianchi, en la nieve le acompañaban el ex campeón austríaco Tony Sailer y su esposa -al parecer sin más méritos que este-, la golfista Gaby Rummen y el canadiense Ken Read, a la sazón encargado de seguridad del campeonato mundial de esquí. Fue Sailer quien, deslizándose en primer lugar atisbó el fino cable de acero y avisó al duque que le seguía unos metros y segundos por detrás sin visibilidad, de la obra que tenía por delante y que los demás también esquivaron antes de que el duque cayera en la red que tejía Daniel Conway con el cable que iba a soportar la pancarta de meta y que acabó soportando el fin de la carrera del duque secundado y distraído por la compañía de los otros tres en marcaje, y seguramente sin un espacio de reacción al bajar todos en pelotón. Paloma Barrientos, en su artículo para Vanitatis (30-1-19) “Las últimas horas de Alfonso de Borbón , Duque de Cádiz: hablan sus amigos”, cita entre los amigos que no fueron de su compañía en la nieve a los barones de Alaquàs, Federico y Amparo Trénor. El abogado del Estado y letrado de las cortes Federico Trénor fue su segundo padre y con él y su pareja pasó su ultima cena antes de irse al día siguiente a Colorado.

Según el articulo de Martín Bianchi para Vanity Fair (31-1-18) “Se cumplen 29 años de la misteriosa muerte del Duque de Cádiz, el otro Borbón que pudo ser rey”; Mirta Miller, pareja del duque, confesó que meses antes había dicho: “ ‘Si viviera en el siglo XVIII, ya estaría guillotinado’” . Por hablar tuvo su mordaza en toda la garganta como si le dijeran: ¿Por qué no te callas? La autopsia fue desgarradora: “ ‘Una gran incisión en forma de media luna […]’ El ex campeón olímpico Paco Fernández Ochoa, que ese día también se encontraba en Beaver Creek, fue más gráfico. ‘El cable lo desconejó’, reconocería tiempo después en conversación con el escritor y periodista José María Zavala”. Todo lo que dijo se lo tuvo que tragar pues así obra el sentido reaccionario y vil de la censura y la represión más castrense y sañuda que ve en todo una amenaza a sus negocios turbios y desalmados. El desgaste de quien se iba quemando a diario es el broche final del artículo : “En su última entrevista le preguntaron si se sentía viejo. Él respondió que no. ‘Hoy día la vida es mucho más larga que antes. Mi abuelo paterno (Alfonso XIII) murió con 54’, comentó. Alfonso de Borbón y Dampierre murió con 52”, Paco Fernández Ochoa murió ninguneado prematuramente en 2006 por un cáncer y Blanca Fernández Ochoa también en 2019 por causas desconocidas. Ella eligió voluntariamente la montaña a la que elevó su depresión tras vivir olvidada en Cercedilla, habiendo siendo uno de los pocos campeones del mundo por España y la primera mujer con medalla olímpica (bronce).

La película de Bianchi no fue la que dieron con queso los rateros medios abanderados de la transición: “ Los médicos tardaron más de media hora en atenderle en la nieve y dos horas en llevarle a la clínica. La radio local aludió al suceso como un ‘atentado’ y, en un primer momento, la propia policía calificó el caso como homicidio”. Bianchi señala que Daniel Conway “desapareció del mapa” y que la demanda de Carmen Martínez-Bordiú a punto de abrirse el juicio se abandonó por un acuerdo confidencial económico en suma sin dar lugar a la investigación.

F. Mares

Más tajante es David González en “La verdadera historia del Duque de Cádiz, 30 años después de su muerte: el último Borbón decapitado” para El cierre digital (2-2-19) pues la entradilla dice “Muchos creen que en realidad fue un asesinato político” e interroga sobre el paradero del “supuesto trabajador que tensó el cable de acero” (que luego precisa en 5 milímetros a su paso), por qué tardó tanto la ambulancia (45 ‘ dirá después extrañado siendo la víspera de un acontecimiento mundial con todo preparado)y por qué se omitieron las declaraciones de Sailer. La versión de González difiere de la de Bianchi: primero se tiró a la piscina de hielo sin dificultad el experto esquiador campeón “de porte atlético […] para él esquiar es como andar” y al final de su descenso la “otra figura, menos atlética, pero de un porte elegante” del duque “quien sigue los pasos de su íntimo amigo”. Sailer saluda al resto de gente y el duque se ve obligado a lanzarse emulando al campeón para no defraudar a la afición. Sailer ve al llegar al final de su bajada con el cable a Conway “del que nunca más se volvería a saber nada” y grita en alemán a su amigo que entiende el idioma a la perfección. “Los que sí llegan con celeridad son los fotógrafos, que desde hace décadas han seguido todos y cada uno de sus pasos. La foto puede ser la exclusiva de la década pero no les servirá de nada. La policía estadounidense les requisó las cámaras y destruyó los negativos. Sólo una de esas imágenes verá la luz un mes después en al revista ¡Hola!. Es la más inocua de la dantesca escena: la nieve teñida con la sangre del duque” según González, quien cita el grafismo de Paco Fernández Ochoa añadiendo que acompañaba a Matías Prats, quien dio la noticia para TVE. En la versión de González, Marta Miller confiesa que lo de morir guillotinado fue una pesadilla del duque y que no fue su primera premonición, pues en la entrevista de 1985 con Pilar Urbano dijo: “ ‘De haber vivido en el siglo XVI no habría llegado vivo a los 49 años. Habría acabado en el cadalso’. Además al inicio de su relación, Mirta acudió a una echadora de cartas que le aseguró que el hombre del que estaba enamorada moriría en un accidente». La efemérides del sepelio fue tensa: al entierro fueron los reyes, los marqueses de Villaverde y otros vips, además de su ex a la cual nadie saludó e incluso al dar el pésame a su suegra esta le retiró la cara así como también su padre, sacándola del apuro la duquesa de Alba al llevársela abrazada. No fue Mirta Miller, quien tampoco era bien vista como actriz del destape, y en su lugar fue una princesa austrohúngara que se presentó como prometida del duque aunque nadie la creyó.

Otra versión es de F. M. Carreño en “Alfonso de Borbón: muerte sobre la nieve” en Marca (30-1-19). La cía de la golfista se sustituye por otro esquiador de mérito, Bernard Russ, que junto a Sailer y Read, también seguro con los esquís, eran miembros de la organización Read. Carreño afirma que el duque iba detrás de Sailer cuando le avisó de que estaban cambiando de lugar la pancarta de meta y el cable de acero quedaba invisible y cercano. Se deduce que el aviso fue en marcha ambos y a velocidad, con lo cual aun en alemán pudo no oirse ni explicarse bien el peligro aun con la visión de donde había movimiento o cambio, lo cual pudo despistar el frente en caso de que tuviera la visibilidad con el otro delante como un tapiz ante el cable tan fino. Se puede conjeturar a partir de Marca que el duque tenía la oportunidad de ganar al campeón con el que quizás habría tenido sus piques de buen rollo, pues Marca añade que el duque adelantó a Sailer que se paró antes y lo vio impactar a 45 km/h.

El titulo del articulo de Bianchi se refiere al pasado del duque, al cual también se refiere González, y no solo al presente: ”Su padre, Jaime de Borbón, sordo casi de nacimiento, tuvo que renunciar a sus derechos al trono de España en 1933 obligado por Alfonso XIII”. González precisa que era sordomudo e igualmente que se vio obligado a abdicar por Alfonso XIII como Príncipe de Asturias pero que ello en el exilio no le impidió “como buen Borbón, disfrutar de las mejores casas de fiestas de la Roma de Mussolini” . Jaime recibió en compensación el titulo de duque de Segovia y se casó con la aristócrata Emanuela Dampierre, quien confesó que “se infectó de una venérea por culpa de la afición de su marido a las prostitutas”. Lo abandonó por otro infiel y Jaime se casó con la cabaretera alemana Carlota Tienedman, a la cual blanquearon diciendo que era cantante de ópera (como a Grace Kelly al justificar perder la virginidad aficionándola a la hípica). Sin embargo, el titulo del artículo de Bianchi se refiere sobre todo a su presente: “Sus últimos años fueron una sucesión de tragedias”: a fines de los 70 su mujer lo deja por el anticuario frances Jean Marie Rossi, firmando el divorcio en 1982, dos años antes de la muerte de Fran y 7 de la suya. Se le pasa a Bianchi que la nietísima, meses después de perder a Fran, sufrió la muerte de su hija Mathilda Rossi en un accidente naútico (todavía tendría con Rossi otra hija: Cynthia). La duquesa de Franco aún tuvo otro amor 34 años menor: Timothy Mckeague. El duque de Cádiz tuvo antes que con la nietísima y Mirta Miller, relaciones con otras actrices (las italianas Mariu Toló y Elena Rossi Drago) e incluso con Marujita Díaz. Actualmente es el bisnietísimo Luis Alfonso, llamado Luis XX de Francia y Navarra y en algunos artículos de El País el príncipe o rey de los Franco, el duque de Anjou heredero del reino de Francia y del último rey guillotinado.

PS (post escriptum): dos muertes por covid el sábado 13 – 2-21 se han producido previamente al redactado de ‘Garganta profunda’. Por la mañana la de Oliart, ministro de varias carteras con Suárez y de defensa con Calvo Sotelo tras el 23 F que impulsó la adhesión a la Otan y – antes de ser tentado sin éxito por FG con cargos en su gobierno- con ZP, de 2009 a 2011, presidente de TVE, amén de perder 2 de sus 6 hijos con Carmen de Torres en accidentes de tráfico (uno el 6-11-82 tras sufrir otro un accidente leve de moto 1 año antes) si bien su hija Isabel le dio dos nietos de Sabina. Por la tarde-noche fue la de Galindo, el guardia civil que ordenó el secuestro y asesinato de Lasa y Zabala y fue condenado por cabecilla de los GAL . Galindo estaba en la UCI desde el 2-2-21 al haberse contagiado, como también su mujer.

Se el primero en comentar on "Garganta profunda"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*