Mágico González

Jorge Alberto González Barillas, más conocido como «Mágico González»,Jorge Alberto González Barillas, más conocido como «Mágico González»,

Francisco Mares

09-02.21

Cádiz cuya variante en catalán es càliç, es la ciudad más antigua de Occidente. Se dice que allí subyace la Atlántida y que Cádiz es un archipiélago de restos de islas. Su escudo tiene a Hércules abriendo paso como Moisés, pero con dos leones en vez de dos tablas de surf y en vez de entre dos mares entre dos torres. La columna norte llamada como su monte, Kalpe, es el peñón de Gibraltar y la sur llamada como el antiguo nombre de Ceuta, Abila, se duda si es la del Monte Abila o Atlante, o la del Monte Musa que significa en árabe la mujer muerta y en catalán Mont Moisés.

La Isla de León, identificada con la Atlántida obsesión de los nazis, pertenece a la localidad de San Fernando, conocida como La Isla, por el golfo de Cádiz. Sus hijos más célebres son los flamencos muertos prematuros Camarón (gambeta) de la Isla, (fallecido en la Badalona olímpica de 1992 por cáncer de pulmón) y el legionario Fermín Galán, mártir de la República (pena de muerte en 1930 en la Huesca templaria por actuar en la Sanjuanada, el proyecto de golpe fallido contra la dictadura de Primo de Rivera, y seguidamente a favor del Pacto de San Sebastián por la República y a continuación por encabezar otro golpe fallido con la insurrección de Jaca).

En el Mundial 82 de España hubo la mayor goleada de los mundiales: Hungría ganó 10-1 a El Salvador de Mágico González. En 1982 jugaron el mundial y se quedaron en España Maradona y Mágico González: respectivamente, los mejores jugadores, argentino (con Messi) y salvadoreño de todos los tiempos. Pese al desastre de su selección no sólo con Hungría, fue valorado entre los 10 mejores del mundial y se le interesaron grandes mas prefirió debutar un 11-9-82 en 2ª con el Cádiz que fue su Nápoles. Maradona no reconoció como el mejor a Messi (con él sobran los milagros pues se ven normales) y sí a Mágico, pero fue para dejar fuera de juego a Pelé, con quien se le comparaba con dudas de quién era el mejor y encumbrarse con quien le era más similar dentro y fuera del campo.

Maradona y Mágico solo jugaron en un grande y lo hicieron en sus dos últimos partidos con el FCB (los primeros para Mágico). Mágico sí que pudo jugar en el de una gran ciudad como el PSG antes de Cádiz, pero con todo atado se desmarcó y no fue a la cita de firmar el contrato por quedarse en la cama. Le esperaron horas según el artículo de Sport (5-12-20) »Cuando el Barça fue más ‘Mágico’ que nunca». Para Sport, el colega de fiesta de Camarón fue «santo y seña en el Cádiz, pudo ser aún más grande, pero priorizó los placeres de la vida». A la cita de Sport hay que añadir, ya en Cádiz, una prueba del Atalanta que hizo mal a posta, haciéndose la cama a sí mismo sin quedarse en ella para quedarse en la Atlántida de Cádiz. Su otra prueba fue con el FCB. Maradona instó a fichar a Mágico y Menotti le hizo caso, como en entrenar por la tarde que tampoco le iba mal, aunque se quedó en Barna a dirigir los (y sus) últimos partidos y a la gira de dos matchs el 28-5 y el 3-6 fue su segundo, Rogelio Poncini, con un equipo reserva salvo un par y Maradona, más dos jugadores a prueba: Mágico y Husillos. Con Maradona también jugaron Migueli y Clos, pues no podían jugar ya competición oficial por la sanción de 3 meses por la final de Copa de vale-tudo del 5 – 5, donde Goiko volvió por segunda vez en la misma temporada a inutilizar a Maradona, siendo ya su tercera metedura de pata en dos cursos como la tercera de Goiko en 3.

A Maradona ya le buscaban recambio y Menotti, el míster filósofo y Aute de la cancha, no iba a ser ‘’el flaco’’ que ganara la liga pues un día antes del viaje de gira se fichó a Venables. Maradona se había fijado en Mágico en un trofeo Carranza, tras quedarse echando una cabezada en la camilla de masajes del vestuario, pues yendo 0-3, reanimado en la segunda parte, marcó dos y dio los dos pases del 4 – 3. En su primer curso en Cádiz lo subió a Primera (15 goles en 33 matchs) y en el segundo lo bajó a Segunda (solo 6 victorias pero 14 goles). Su gol ante el FCB desde el medio campo sin que nadie le pudiera hacer la cama se adelantó al de Maradona ante Inglaterra en México dos años después. Su mejor partido y gol fue jugando solo media parte de resaca.

Mágico y Maradona empezaron en la liga española al mismo tiempo y duraron dos cursos en sus primeros equipos en Europa. Mágico volvió al Cádiz y Maradona al Sevilla, en el mágico 1992 (curso 92-93), tras la primera Copa de Europa de Cruyff, pero ya no coincidieron en la liga española. Entre 1982 y 1991, Mágico hizo 57 goles en 184 matchs. Como Maradona, Mágico tuvo problemas con el club y la temporada 84-85 en que aquel se fue al Napoli, Mágico se fue al Valladolid pero en seis meses solo tuvo 9 partidos y dos goles. Uno de ellos fue el Valladolid-FCB (1-2) que coronó la liga tras 11 años de abstinencia y empezando, para olvidar la de Cruyff y a Maradona, con un 0-3 en el Bernabéu en la primera jornada, pero volviendo a las andadas con el penalty injusto del colega de Maradona, Julio Alberto, si no fuera porque Urruti se lo paró al amic per sempre Mágico t’estimo, que los había ensayado toda la semana sin fallar ni uno y metió la falta libre directa y no el penal de pena (tan justo como injusto y justo al final del último match de liga fue el de Serer, en plan enemic per sempre y como en un antecedente al revés de la última liga del Cruyff míster, mas no sin emoción pues aunque quedaban 5 jornadas se pudo ser campeón en la anterior y se perdió con el Hércules 1-0 por un penalti en el 87). En la 84-85 y 86-86 fue del Valladolid pero solo jugo los 9 partidos de la 84-85 y en la 85-86 volvió al Cádiz hasta la 90-91 donde solo jugó 5 partidos, yéndose a los dos meses del inicio hasta su retirada en 1999, al club del cual llegó: el CD FAS (Club Deportivo de Futbolistas Asociados Santanecos), cuyo uniforme es blaugrana a dos franjas como el original del FCB de Gamper.

En febrero de 2003, al año de retirarse, un homenaje a la afición del Cádiz en 2ªB lo fue para Mágico quien, empezando de reserva, reapareció ante el FCB de Antic. Para el Cádiz marcó Dani en el min 8, Sorín empató en el 12 y Motta hizo ganar al FCB 1-2 en el 89. En Valladolid, Clos marcó en el 8 y Mágico en el 12 de falta directa. En la segunda parte Alexanco adelantó y a falta otra vez de 3 minutos, sería un portero vasco procedente de la Real Sociedad (y del Español), Francisco Javier González Urruticoechea, quien, como el González del Valencia de la última liga de Cruyff, hizo un corte de mangas a la fatalidad como el de Marcos a centro de Julio Alberto, también en el último respiro en la final de Copa sin kung fu, que ganó Maradona al Real Madrid . González sustituyó a Arconada en la Real Sociedad, su otro gran logro, con el penalti parado al futuro valencianista Djukic, y la temporada siguiente jugó en el Valladolid donde Mágico dio otra liga con su penalti, la siguiente en el Marbella y las últimas en el Jerez del Cádiz del Mágico, que él también fue para el FCB jugando ahí más años que nunca hasta seguir de entrenador de porteros y hoy de segundo entrenador

“El gol más salvadoreño de la historia del Barca” según el artículo de Luis Regás en Metropoli (27-3-18) se refiere al de la gira, pero acaba con el que hizo mito a Urruti, como si ese fuese el gol llegado del Salvador tras once años de abstinencia. Sin embargo, tampoco en la gira fue su gol con el FCB el más messiánico sino otro que no marcó y fue la jugada más mágica de la historia del futbol, pues se fraguó física e intelectualmente por dos mágicos que se entendían hasta salir a divertirse y bromear fuera y dentro del campo como si fuera una fiesta. “ Sal y disfruta”, le dijo el Cruyff que supo llevar a Romario de carnaval a Guardiola ante la primera Copa de Europa, donde salía nervioso como cuando lo hizo debutar estratégicamente un 16-12-90 frente al Cádiz (2-0), ya sin Mágico pero con Husillos, que salió a 15 ‘ del final. Husillos jugó otra vez con Mágico pero en el Cádiz desde la 2ª y 3 ª del Cruyff que obtuvo la 1ª liga de míster y donde Pep se ganó la primera amarilla, a juego con el Cádiz, en un agarrón por los nervios pues fue una de las pocas que tendría. Fue la primera liga de Cruyff como mister y se ganó al día siguiente, a falta de 4 jornadas tras perder, el que había sido imparable, en Cádiz 4-0, gracias al 2-1 en Atocha de la Real Sociedad, ya amiga per sempre, al At Madrid.

En el curso 83-84, con el Mágico que llegaba tarde a las clases por quedarse dormido, el Cádiz bajó a Segunda y el FCB, pensando en relevar a Maradona y/o Schuster con otro pelusa del que por similitud con el antecedente a relevar tampoco se fiaba, lo puso a prueba con Mario Husillos (el argentino del Murcia que pese a hacerlo bien no convenció como tampoco Mágico). Fue en la gira de la Copa Transatlántica con solo la copa de la liga en liza que ganó el Valladolid al At Madrid verdugo en semis, por el valor doble de los goles, del FCB (vigente campeón con la jugada en que Maradona estrelló contra el palo al ex cadista Juan José quien jugaría con Mágico en la segunda etapa de ambos en el Cádiz).

En la gira, Mágico se fue de tres, burlándolos haciendo un caño de coña a Maradona, quien había arrastrado a sus tres marcas para presionar los 4 en manada a Mágico, al darle el pase de cerca para él metérsela por debajo del túnel que se le abría como si de pasada Maradona se la hubiera devuelto a su vez sin peaje. Husillos marcó los 3 goles del 5-3 ante el Cosmos de Neeskens, fallando Maradona un penalti el 28-5-84 y Estella (otro refuerzo dando por acabada su cesión al Mallorca) y Mágico, en otro pase de Maradona, marcaron los dos del empate para el tercer puesto ante el ‘Flu’ de Romerito, ante el que se impuso el FCB en los penaltis, que no fallaron ni Maradona ni Mágico el 3-6-84. Armando Mario Husillos fue el otro recambio para Diego Armando y ya había jugado con él en su primer club, Boca, de donde se le cedió al Castilla, que ya iba como con Di Stefano, sabedor de que el FCB iba a por un imposible Maradona y que era crucial ganar en la transición. En el Castilla estuvo el curso 78-79 y jugó un amistoso con el RM marcando otros 3 goles en el 7-0 a Arabia Saudí, pero volvió a Boca y no fichó. Husillos tiene el mejor promedio goleador en los dos grandes, como dice Argudo en Futbolretro.es »Mario Husillos, un hat trick con el Real Madrid y otro con el Barça que no le sirvieron para fichar por ninguno de los dos» .El Udinese ganó la final al Cosmos y Mágico, pese a su buen juego con el FCB, volvió al Cádiz, que tanto gustaba también a Robinson, porque en el hotel de concentración, según afirma el artículo de Jhon Guiñán para Goal (25-3-20) »Jorge ‘Magico’ González, el crack que no quiso ser como Messi », hubo un incendio de buena mañana del cual el salvadoreño no se salvó y fiel a sí mismo, no faltó a la cita, siendo el único ausente en la evacuación. Al ir en plan salvador del fuego por si quedó dormido, los directivos vieron una clasificada X (en complicidad presuntamente con una camarera, según el autor de Hombres que pudieron reinar y otras leyendas del fútbol, Rubén Uría). Mágico esa vez llegó tarde pero no por dormir o no levantarse, sino por estar metiendo goleadas por la escuadra por lo cual se volvió a jugar en Segunda inmediatamente, dejando que le hicieran la cama tan felizmente.

Guiñán empieza tildando a Mágico de »Dios del Cádiz que entrenó en el Barça de Maradona » y de artista del fútbol que pudo ser uno de los mejores de todos los tiempos pero no quiso. Al final recrea entre sus goles mágicos con el Cádiz el que hizo ante el Racing, cuyo portero tras encajarlo, fue corriendo tras él hasta el medio campo para darle la mano.

El artículo citado de Sport, elucubra que fue Maradona quien activó la alarma como broma indicativa del fuego que había en la habitación de Mágico. Núñez prescindió de ambos y Mágico pudiendo ser relevo de Maradona o de Schuster, a quien Núñez también se quería quitar de encima por problemas, no lo fue de ninguno. Núñez tras el Barca alemán de Lattek y Schuster, probó con otro fútbol de disciplina: el Barca británico fue obra de las correrías de los mágicos pues hasta el del mago HH falló con el secuestro del brujo Quini y Núñez ya no creía en la magia hasta que llamó a Cruyff. Mágico era apodado Mago González antes de ir al Cádiz.

Rubén Uría en Goal (5-12-20), recobra el eco de artista en la obra y en la vida en »Mágico González, trayectoria, anécdotas vida y curiosidades de la leyenda del Cádiz » y pinta su fútbol de »intermitente, improvisado, anárquico y fantástico» como  «dibujando arabescos» y su vida como “un rosario de anécdotas, curiosidades y situaciones kafkianas” antes de comulgar en plan moralista aseverando que fue »incapaz de gobernar su vida» y hacerle arrepentirse con una de sus citas: “Respeté al fútbol pero no me respete a mi’ ». La noticia de la muerte de Maradona inspira a Uría su artículo sobre otro jugador mágico que pudo ser el mejor y no jugó en ningún club ni selección grande salvo en el FCB, donde hizo más de un trío mágico con el denominado por Uría, el de las 3 M, con Maradona, Mágico y Menotti.

En el Marca (16-3-18), Mogollo revela en »Mágico González, el ídolo que no fichó el Barcelona por culpa de una alarma» que el Cádiz contrató a alguien para despertarlo y que David Vidal fue a buscarlo a una discoteca, escondiéndose Mágico bajo la barra al verlo: »David Vidal, cuando era segundo entrenador del equipo, iba de peregrinación nocturna en su búsqueda, pero Mágico, con la ayuda de porteros y camareros, siempre se zafaba. Incluso bajo la manta que cubría la mesa del DJ de alguna discoteca. El Cádiz le puso un compañero de piso para tenerlo controlado, pero siempre conseguía darle esquinazo”. No se escondió cuando el fumador empedernido Vidal no lo convocó y le afeó su vicio (dando patadas a los malos humos del ambiente) jugando, por no jugar, con un paquete de tabaco del mismo Mágico, con más toques que Cruyff en su anuncio para dejar el tabaco tras su infarto. Sus habilidades con el tabaco las explica Diego G. Argota con un juego de palabras en “Un genio de oro encerrado en una tácita de plata” para Sphera Sports (6-11-17). Mágico al no ser convocado, delante de todos se quedó en un rincón y en la charla técnica pateó el paquete acaparando la atención hacia su técnica para que lo siguieran a él en vez de a la charla. Demostración de individualismo que prolongaba con Onésimo, pues aunque llegaba tarde se quedaba con el Romerito de y del Valladolid a entrenar jugadas surrealistas, con las que no se perdía el tiempo en los entrenes, y siempre jugando como al apostarle que metía 10 goles de córner y por la escuadra y ganar el reto, haciendo realidad lo imposible. Mágico, como Maradona, jugaba con naranjitos o cualquier cosa que le tiraban de la grada para impedirle jugar como quería, pero para reaccionar al paquete del míster lo hizo con algo no esférico por ningún lado.

Las multas tampoco cambiaron su conducta y Benito Joanet pidió su traspaso. Valladolid en enero de 1985, el frío y un marcaje estrecho no iban con él, según el artículo de Roger Pascual (24-7-20) para El Periódico: »Mágico González, la leyenda del Cádiz que no fichó por el Barça por juerguista ». Uría relata una forma en positivo de corregir a Mágico con multa pero sin pena: un contrato millonario de 50 kilos al año a cambio de pagar ½ millón de pesetas por cada indisciplina. Mágico lo rechazó diciendo al presi que si no iba a acabar la temporada debiendo mucho dinero al Cádiz. Finalmente, acabó en su país » alternando días con noches y golazos con copazos», en otro dibujo de cómo no triunfó en un grande por ser tan individual.

Entre cabezadas y resacas, el salvadoreño Mágico González jugó en Cádiz como si siempre fuera carnaval, al igual que sucede en las altas esferas, donde en aquellos febreros mágicos se jugaba con fuego y hielo haciendo la cama entre otros, a los que fueron duques de Suárez y de Cádiz (ducados representados por dos torres gemelas, el de Suárez y por león y cuatribarrada, el del antiguo ducado de Cádiz, y por tres dagas celtas o flores de lis el actual de la casa de Borbón). El 23 F del 81, el abulense Suárez empezó a perder la cabeza. El 30-1- 89 moría Alfonso de Borbón decapitado por un cable a modo de soga o capotazo. Cinco años antes, a las 5 menos 5 de la tarde (16’55) del 7-2-84, moría en accidente de coche en Corella (Navarra) su primogénito de Borbón y Martínez Bordiu, Francisco de Asís .

Se el primero en comentar on "Mágico González"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*