Todos somos raros

Fotografía Rosa MurielFotografía Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

05.02.21Rosa Muriel

“Eres rara”, te dices delante del espejo. Has estado ojeando alguna revista y en ninguna de las fotos te has sentido representada. No eres la chica de la portada, mirando desafiante el objetivo con la boca entreabierta. Tampoco ninguna de las protagonistas de las entrevistas. Quizá tienes mucho más en común con ellas de lo que crees pero tu sensación hoy es que eres rara.

Todo el mundo parece tener unas vidas tan normales. Quizá te parece que también son mucho más perfectas que tú. Solo hay que ver sus fotos, ¿no? Ahí fuera el mundo es rosa, se descorchan botellas de champán y se ríe mucho.

Y tú eres rara. Porque te gustan los McDonalds o porque escuchas una música que no le gusta a nadie. A lo mejor es porque no te sientes a gusto con la gente o porque te gusta todo el mundo. Vete tú a saber.

Quizá te avergüenzan tus pies o las mollitas de la espalda que se marcan en la ropa. Quizá te acompleje que al sentarte se formen varios pliegues sobre la cinturilla de tus vaqueros o que en Zara no abroche ningún pantalón. Y te sientes rara, ¿verdad? Pero, ¿sabes una cosa? Todo el mundo lo es. Lo normal no es más que una máscara social bajo lo que se esconde cierto adoctrinamiento borrego. ¿Qué es lo normal? A juzgar por la experiencia creo que lo único normal (entendiéndase como lo más generalizado) es sentirse raro.

Ahí fuera, se llora, se ríe, se brinda, se descorchan botellas, se cometen errores, se grita, se aborrece, se baila, se odia, se olvida, se es feliz … y no pasa nada. Que no te engañen. Aquí todos somos raros.

Se el primero en comentar on "Todos somos raros"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*