Última Hora

Hope, la segunda oportunidad

Andrea Bræin Hovig y Stellan Skarsgård, Hope./informaValencia.comAndrea Bræin Hovig y Stellan Skarsgård, Hope./informaValencia.com

Basada en la historia personal de su directora que lucha contra el tumor cerebral que le diagnosticaron vaticinándole una muy corta esperanza de vida

Valencia, viernes 29.01.21

M.H.-  Su directora, María Sodahl, ya en el primer fotograma informa: “esta es mi historia tal como la recuerdo”. Pero ¿qué sucede con el amor cuando a una mujer de mediana edad le pronostican tres meses de vida? A sus 43 años Anja, mujer muy activa que escribe obras de teatro y Tomas, de 59,  forman una pareja que se ha ido distanciando. Siguen viviendo en familia con los tres hijos de ambos más otros tres del anterior matrimonio de él, pero aquella pasión inicial que les llevó a unirse se enfrió hace tiempo.

Es el tono justo, ecuánime, limpio y realista que se autoimpone Sødahl. Impecable el retrato de pareja: la enfermedad hace que salgan a la luz espinas que duelen más al ser extraídas que cuando fueron clavadas tiempo atrás.

Cuando Anja recibe el diagnóstico de cáncer cerebral el día antes de Navidad, su vida se rompe y pone a prueba el amor desatendido. Esta circunstancia, tal como Sodahl comenta, fue vivida por ella, casada desde hace años con Hans Peter Moland, director de películas como Uno tras otro y su secuela Venganza bajo cero.

Directa al corazón y llena de aciertos, la película es candidata a los próximos Oscar por Noruega en la categoría de Mejor Película Internacional. Hope está protagonizada por el ganador del Globo de Oro Stellan Skarsgard y Andrea Bræin Hovig, nominada a Mejor Actriz en los Premios del Cine Europeo.

Nacida en 1965, María Sødahl se graduó en cinematografía en la Escuela de Cine Danesa. Tras varios cortos y documentales, debutó en el largometraje, firmando su propio guión,  con Limbo en 2010. La película obtuvo una gran acogida de la crítica y ganó cinco galardones Amanda, el Premio a la Mejor directora en el Festival de Montreal y el de Mejor directora en Kosmorama.

Hope, su segundo largometraje tras Limbo, obtuvo el Premio Europa Cinemas Label y en los Amanda Awards los de mejor actriz, para Andrea Braein, y mejor diseño de producción y tres galardones más en el Kosmorama Festival.

Emocionalmente compleja, Hope sortea con solvencia el riesgo de caer en el dramón lacrimógeno. Una contenida y precisa dirección de actores y unas interpretaciones, especialmente de la pareja protagonista que en ningún momento cae en el aspaviento, logran el tono verosímil, muy humano que la película, a la que no le faltan sus momentos de humor, transmite. Lo que comienza como el drama de una mujer frente al diagnóstico de una enfermedad decisiva termina siendo un ejercicio de reencuentro entre dos personas a las que una situación, aparentemente terminal concede una segunda, gratificante, oportunidad.

Se el primero en comentar on "Hope, la segunda oportunidad"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*