‘En las UCIs hemos visto tanto sufrimiento que ya pesa sobre nuestras espaldas’

Mesa redonda valenciana de expertos en la UCV/UCVMesa redonda valenciana de expertos en la UCV/UCV

Los doctores Tejeda, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital de Manises, y Salavert, jefe de sección de la Unidad de Enfermedades Infecciosas de La Fe comparten una charla online de expertos en la UCV

Valencia, sábado 30.01.21

A.C.-  La Universidad Católica de Valencia (UCV) celebró ayer viernes, en formato online, una mesa redonda valenciana de expertos sobre la situación actual de la pandemia por SARS-CoV-2. Dos de los especialistas de primer nivel que han participado han sido el jefe de sección de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Miguel Salavert y el jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital de Manises, Manuel Tejeda.

En el acto -en el que también han participado el rector de la UCV, José Manuel Pagán, y el decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UCV, Carlos Barrios– Salavert ha hecho referencia a la “situación angustiosa” que viven los hospitales a día de hoy, y ha incidido en que “no le vemos el pico a esta tercera ola brutal, y si no vemos el pico no sabemos cómo va a ser la meseta. Estamos en una situación de precolapso asistencial, tanto en las UCI como a nivel de sala y hospitalización, que ha venido provocado tanto por los comportamientos inmaduros de no control de las medidas básicas por parte de la ciudadanía, como por una gestión sanitaria discutible”.

Ángel Serrano, investigador principal del Grupo de Biomateriales y Bioingeniería de la UCV

Miguel Salavert expuso los dilemas clínicos que se han ido despejando sobre la pandemia, así como algunos de los ensayos que se están llevando a cabo con los candidatos a fármacos que tienen visos de llegar a ser eficaces en el tratamiento de esta enfermedad. Y se refirió tanto a las incertidumbres que ha habido en el manejo del tratamiento del coronavirus, como a las luces y sombras que, desde su punto de vista, ha tenido el ámbito clínico a la hora de utilizar unos fármacos u otros para combatir la enfermedad.

En este sentido, Salavert ha subrayado que “esta no es una infección pura y exclusivamente pulmonar, es una infección multiorgánica, son muchos los órganos afectados y en varias fases, de ahí que tengamos que afrontar el tratamiento no solo con antivirales sino también con algunos fármacos antiinflamatorios y otros como los anticoagulantes, para impedir las trombosis y las tromboembolias pulmonares. La enfermedad es multisistémica y requiere un tratamiento multifacetario, casi caleidoscópico”, ha recalcado.

Salavert también puso sobre la mesa la “falta de humildad” que ha demostrado la ciencia en esta crisis sanitaria y ha lamentado “la gran toxicidad que se ha provocado y el uso de muchos medicamentos que no servían para nada. Es preocupante ver cómo han tenido que retractarse grandes artículos, grandes científicos y grandes publicaciones editoriales, porque quizá se ha corrido demasiado y se ha perdido la rigurosidad del método científico en la evaluación de los estudios y ensayos clínicos”, opinó.

Manuel Tejeda: «Nos enfrentamos en estas horas a la peor fase asistencial con un sistema de salud más saturado y desbordado que nunca»

Por su parte, Tejeda expuso su experiencia como médico intensivista para compartir lo aprendido y lo vivido en esta situación trágica: “Nos enfrentamos en estas horas a la peor fase asistencial con un sistema de salud más saturado y desbordado que nunca”, subrayó el ponente, quien ha distinguido dos fases asistenciales desde que arrancara la crisis sanitaria.

Jose Manuel Pagán , rector de la UCV, durante si intervención. UCV

Jose Manuel Pagán , rector de la UCV, durante si intervención. UCV

“La primera ola supuso una experiencia intensa, fue relativamente breve y dominada por la incertidumbre y el miedo. No obstante, la actual, en la que se han solapado la segunda y la tercera ola, está siendo muy distinta. Ya sabemos cómo tratar a los pacientes y que si nos protegemos bien la posibilidad de contagio es baja; el problema es que este periodo está siendo muy largo, estamos cada vez más cansados física y mentalmente. En los hospitales y en las UCIs hemos visto tanto sufrimiento que ya pesa sobre nuestras espaldas. Si bien estamos acostumbrados al sufrimiento y a la muerte, no en estas dosis; tenemos cansado el cuerpo y el alma”.

Respecto a lo aprendido profesionalmente en este tiempo, este experto se refirió tanto a cuestiones que se refieren al virus como a otras que interpelan personalmente a los profesionales. Así, aseguró que “no estamos bien preparados para afrontar patologías víricas graves” y que esta pandemia supone un toque de atención a los médicos: “El método científico es la única fuente de verdad que debe guiar nuestras decisiones profesionales. La posverdad, que quiere convertir en verdad lo que es repetido, particularmente en las redes sociales, no puede influir en nuestro trabajo; esto ha ocurrido, especialmente durante las primeras semanas de la pandemia, y no debemos permitir que vuelva a repetirse”.

Finalmente, Tejeda habló de a la “huella” que quedará en el personal sanitario que está afrontando la pandemia desde la primera línea cuando todo este termine: “No sé cómo estará con certeza, pero sí sé dos cosas: lo vivido va a dejar heridas en el alma, y no recibirán de forma suficiente el reconocimiento que merecen”.

En el encuentro participaron también el director general de Investigación y Alta Inspección Sanitaria de la conselleria de Sanidad, Javier S. Burgos; el jefe del Área de Investigación en Vacunas de FISABIO, Javier Díez Domingo; el investigador principal del Laboratorio de Bioquímica Estructural y Computacional de la UCV, José Gallego; y el investigador principal del Grupo de Biomateriales y Bioingeniería de la UCV, Ángel Serrano.

José Gallego, responsable del Laboratorio de Bioquímica Estructural de la UCV,

Espráys nasales y mascarillas biodegradables

Serrano, que ha estudiado el efecto de la temperatura y de la contaminación medioambiental en la capacidad de transmisión de la Covid-19, y cuyos artículos científicos al respecto han sido citados por investigadores de todo el mundo, relató el proyecto de investigación que llevó a su grupo a crear filtros para mascarillas “capaces de inactivar el SARS CoV-2 y bacterias multirresistentes en menos de un minuto”. 

“Han colaborado con nosotros investigadores de Noruega y Japón para conseguir alcanzar este objetivo. Se han interesado varias empresas por comercializar mascarillas que incorporen esta tecnología y ahora mismo estamos hablando con una empresa norteamericana que quiere comercializar este tipo de mascarillas en Estados Unidos, donde hasta ahora no se había llegado a su uso masivo”, ha explicado.

Serrano ha expuesto que, en estos momentos, está desarrollando, junto a otros investigadores de la UCV, filtros y mascarillas antiCOVID-19 y antimicrobianas por impresión 3D que, además, sean biodegradables, ante el problema ecológico que supone la utilización de miles de millones de mascarillas en todo el mundo.

Además, el Grupo de Biomateriales y Bioingeniería liderado por Serrano está desarrollando, con la colaboración de la Universidad de Louisiana (Estados Unidos) y con la compañía farmacéutica suiza Pan Therapeutics, esprays nasales antiCOVID-19 mediante nanomateriales de carbono y cloruro de benzalconio.

Por su parte, Gallego explicó el origen de esta variante del virus, su ciclo de replicación, cómo se involucraron el grupo de investigadores de la UCV en este campo y consiguieron financiación (por parte de la Fundación La Caixa, el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología), así como los resultados conseguidos hasta el momento.

Y es que este laboratorio participa en el consorcio internacional COVID19-NMR para combatir la pandemia del coronavirus junto con científicos de quince países. El objetivo principal es caracterizar la estructura de los componentes moleculares del virus, tanto ARN como proteínas, y evaluar su posible utilidad como dianas terapéuticas para el descubrimiento de nuevos fármacos antivirales. Para ello, utilizan primordialmente una técnica denominada espectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN), que permite obtener información atómica tanto de las propias biomoléculas del virus como de sus posibles interacciones con fármacos.

Los principales hallazgos hasta el momento han quedado recogidos en un estudio publicado por la revista Nucleic Acids Research -que ha recibido la calificación de excepcional- en el que también han participado los estudiantes predoctorales de la UCV, Jesús Castillo y Álvaro Simba; la investigadora Martina Palomina, del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia.

Carlos Barrios, decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UCV,

Investigación en la Universidad

El rector, José Manuel Pagán, incidió en la inauguración del acto en que a la “necesaria acción para dar respuesta a la emergencia que vivimos le acompañe la reflexión, y qué mejor sitio para hacer este análisis que la Universidad, espacio de reflexión, investigación, transmisión de conocimiento y traslación a la sociedad”.

“La Universidad en general y la nuestra en particular no ha sido ajena a la necesidad de colaboración que esta crisis reclama; en esta situación todas las líneas que dividen (a todos los niveles) deben diluirse en favor del bien común, si no somos capaces de ello en esta ocasión, me temo que jamás lo conseguiremos. Nunca antes tuvimos una ocasión así para orillar intereses y visiones particulares en favor de una visión universal del bien común, reconociendo la fraternidad como único futuro”. De hecho, “la UCV ha sabido ver en esta crisis una oportunidad para reforzar nuestra razón de ser como Universidad. Desde el primer momento, entendimos la necesidad de ofrecernos a ayudar a paliar en la medida de nuestras posibilidades la grave situación que se cernía y que, no olvidemos, se cierne sobre nosotros”.

En este sentido, Pagán destacó algunas de las acciones que durante este tiempo ha llevado a cabo la UCV para hacer frente a la COVID-19, como han sido la donación de EPIS y material de protección a hospitales y centros de salud valencianos o poner a disposición de la sociedad valenciana instalaciones y personal. También agradeció que el Hospital de Simulación haya ayudado a testar numerosos prototipos de respiradores, así como el hecho de que las Clínicas UCV, en colaboración con el Instituto Valenciano de Patología (IVP), estén realizando pruebas PCR, de antígenos y serológicas a precios sociales.

Se el primero en comentar on "‘En las UCIs hemos visto tanto sufrimiento que ya pesa sobre nuestras espaldas’"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*