El secreto de la vida

A G-T P facebookA G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

28.01.21

¿Acaso no es más fácil romper un cristal de una pedrada, que fabricarlo…?

¿Acaso no es más fácil dar un empujón a un inválido, que levantarlo del suelo y acompañarlo hasta su casa…?

¿Acaso no es más fácil robar naranjas en el campo, que labrar la tierra, regar, podar, abonar y fumigar los naranjos, antes de poder recoger su fruto?

¿Acaso no es más fácil compartir la fiesta con aquel que le ha tocado la lotería, que compartir las lágrimas con aquel que acaba de perder a un ser querido…?

¿Acaso no es más fácil destruir que crear…?

Es más fácil hacer el mal que el bien; eso está claro, así que no nos extrañemos que el mundo esté como está.

Es más fácil entrar por la puerta ancha (el mal) que por la estrecha (el bien), sin embargo aquellos que han optado por la puerta estrecha saben que es “el mejor negocio” que puede hacer el ser humano. Y no hablo de premios celestiales en otra vida; no, aunque también. Hablo de conseguir un estado de felicidad aquí y ahora. Hablo de recibir el ciento por uno.

Cuando pruebas por primera vez a entrar por la puerta estrecha, puede que sea por curiosidad; que sea por saber si es cierto que el camino de la auténtica felicidad pasa por cómo seamos capaces de hacer felices a los demás.

Entonces veremos que es cierto, y al hacerlo, la curiosidad se irá transformando en interés. Habrá un cierto punto de egoísmo en nuestra conducta: “Hago el bien porque me va bien”. Es en ese momento cuando habremos alcanzado el primer estadio del camino.

Al segundo estadio llegaremos el día que nuestra vida deje de estar guiada por el interés personal, tras dejarnos arrebatar por un huracán de amor, compasión y misericordia, que ya no nos abandonará.

Será ese día cuando alcanzaremos la paz verdadera, y con ella la revelación del auténtico sentido de la vida y su secreto: Quiénes somos; de dónde venimos y adónde vamos.

Se el primero en comentar on "El secreto de la vida"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*