Fascistas en pelotas; la nueva fauna

Fotografía facebook A G-T PFotografía facebook A G-T P

Antonio Gil-Terrón Puchades

25.01.21

Si mañana un grupo de curas católicos irrumpieran, hisopo en mano, en medio de una conferencia-homenaje a la poetisa Safo de Lesbos, y comenzasen a rociar con agua bendita a la conferenciante, al grito de “vade retro Satanás”, a las pocas horas la noticia correría por las redes sociales y las imágenes ocuparían las portadas de todos los medios de comunicación. Y me parece bien.

Creo que hay que respetar todas las opiniones. Si uno no está de acuerdo con el contenido de un acto, lo que tiene que hacer es no asistir. Así de fácil.

En cualquier caso, la noticia de los curas irrumpiendo en un acto feminista sería noticia por su novedad, al no haberse dado nunca. Desgraciadamente, cuando es al revés y son un puñado de exhibicionistas con las ubres pintarrajeadas, las que irrumpen en medio de una ceremonia religiosa (católica, por supuesto), o en una conferencia o marcha provida, no supone ninguna noticia ni novedad.

No deja de resultar curioso que precisamente sea esa misma progresía chillona que se pasa el día graznando “eso” de la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, la que utilice la violencia física, psíquica y moral, contra la libre expresión de aquellos que no comparten sus dogmas, creencias e ideologías.

Que no piensen este atajo de individuas e individuos que con sus agresivas y violentas actuaciones contra la libertad de expresión y creencias de los demás, han descubierto la pólvora. Las secciones de asalto del partido alemán nazi, y las escuadras de acción fascistas de Mussolini, ya lo hacían hace ochenta años, aunque, eso sí, vestidos y afeitados.

Be the first to comment on "Fascistas en pelotas; la nueva fauna"

Leave a comment

Your email address will not be published.