Puig cierra la hostelería y se carga gran parte de la economía valenciana

Ximo Puig en su comparecencia para anunciar las nuevas restricciones/informaValencia.comXimo Puig en su comparecencia para anunciar las nuevas restricciones/informaValencia.com

Mantiene sin regulación alguna las aglomeraciones en el transporte público y la actividad escolar y universitaria de forma presencial

Valencia, martes 19.01.21

Manuel Huerta.-  Hasta ahora, los bares, restaurantes y terrazas estaban obligados a cerrar a las cinco de la tarde. Ahora y tras la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante el Covid-19, la Generalitat Valenciana ha decretado el cierre total de la hostelería entre las nuevas restricciones sociales para hacer frente al descontrol del coronavirus en la región.

Una medida que afecta también a los gimnasios e instalaciones deportivas, centros de reunión de actividades festeras, espacios deportivos, centros de entrenamiento (excepto los profesionales), salones recreativos, salones de apuestas, bingos, casinos y resto de establecimientos de ocio.

También se decreta el cierre de los comercios a las seis de la tarde, salvo los supermercados y farmacias y aquellos establecimientos que se consideran esenciales. Ambas medidas, la de la hostelería y el comercio, significan un gravísimo deterioro de la economía de la Comunidad Valenciana y que va a obligar a cesar en su actividad a cientos de trabajadores autónomos y pequeñas empresas.

Una decisión que Puig toma como consecuencia por un lado, de las presiones de sus socios de Gobierno, Compromís y Podemos, y por otro, de la pérdida del control de la transmisión del coronavirus en la Comunidad Valenciana debido al fracaso de todas las restricciones previas adoptadas como los cierres perimetrales, el número de personas en las reuniones familiares o el toque de queda establecido a las 22 horas.

La Generalitat solicitará al Gobierno central este miércoles en el Consejo Interterritorial de Salud que el toque de queda pueda ampliarse para que vaya desde las ocho de la tarde hasta las seis de la madrugada. A la espera de una respuesta del Ejecutivo central al respecto, el toque de queda se mantiene a partir de las diez de la noche.

Además, el Gobierno valenciano mantiene el cierre perimetral de la Comunidad Valenciana y el resto de restricciones en vigor hasta el próximo 31 de enero.

La Generalitat, mientras, mantiene la actividad escolar y universitaria de forma presencial en toda la Comunidad Valenciana y no adopta ninguna medida con respecto al transporte público y sus aglomeraciones, a teatros y cines, que permanecen abiertos. Tan sólo y con respecto a los Colegios Mayores, se restringe el aforo de sus zonas de estancia en común al 30 por ciento (salones y cafeterías) y se prohíben las visitas exteriores.

Las nuevas restricciones entrarán en vigor el jueves 21 de enero y se mantendrán durante catorce días.

Se el primero en comentar on "Puig cierra la hostelería y se carga gran parte de la economía valenciana"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*