La vida que no es mágica

Fotografía Rosa MurielFotografía Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

18.01.21Rosa Muriel

Creo que a lo largo de estos años he aprendido cosas, como que la vida algunas veces es demasiado real y demasiado seria. Algunas veces necesitamos gritar, decir no, mandar de paseo a quién aguantas sin ganas, bailar, amar …, sobre todo amar y reír.

Y es que últimamente la vida está dando giros amargos, tristes, tensos para todos por esta pandemia y sus consecuencias, que puede ser que la misma vida esté diciendo que no nos acostumbremos a las costumbres.

Creo que todos tenemos una parte dentro de nosotros que algunas veces nos hace ser inconscientes, como cuando éramos niños y con la inocencia de nuestra edad llamábamos cuatro ojos o mariquita el último. Creo que lo bueno de todo esto es que me estoy reconciliando conmigo, con esa parte de mí que no me dejaba, esa voz de Pepito Grillo que me decía hasta aquí.

Y si os tengo que hablar de la amistad diré que ahora ya no me importa la gente que no entiende mi forma de pensar, la que me engañó o quiso en algún momento de la vida aprovecharse de mí. Porque como decía mi sabia madre: Lo que Juan dice de Pedro, dice más de Juan que de Pedro.

Quizá los próximos capítulos que vengan, los siguientes que escriba sobre mi vida, sean con una letra menos cursiva y más negrita, muy marcada como espero que sea mi paso por ella.

Que si tengo que resumirte todo esto te diré que la vida de mágica tiene poco… bueno si, en algunas cosas si es mágica, encuentra a alguien que te extrañe por ser como eres, sin máscaras, real, sin engaños y déjate de tonterías, que ni tú, ni yo somos gatos, no tenemos siete vidas. Vive, disfruta, y ante todo, se consciente y ama.

Be the first to comment on "La vida que no es mágica"

Leave a comment

Your email address will not be published.