Enfermos de ego

Fotografía Rosa MurielFotografía: Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

16.01.21Rosa Muriel

Tengo paciencia y tolerancia para muchísimas situaciones y personas, en especial con los mayores y los niños, pero cada día aguanto menos la infinita estupidez de las personas ordinarias y vulgares. La estupidez y la vulgaridad parecen ganar terreno día a día.

Mi definición: la gente vulgar y ordinaria son aquellos que tienen instintos bajos; avaricia, miedo, envidia, egocentrismo, pretenciosidad…además de criticones, personalmente los considero enfermos regresivos.

Las personas vulgares y ordinarias son ruidosas y molestas porque todavía no han descubierto que no viven solos en el mundo, que hay que pensar en los demás en todo momento y lugar. Son mediocres, adoran la mediocridad y se defienden entre ellos cuando alguien destaca, atacándolo y acusándolo de sus propios errores.

A mi parecer son personas que pasan por el mundo dormida, y aunque se creen protagonistas de su vida no saben ocuparse de sí mismos en un sentido serio.  La gente ordinaria desconoce lo que significa la sinceridad, la verdad, la individualidad y la belleza. No hay nada más desagradable que tener cerca a personas vulgares y ordinarias.  No lo soporto.

“Las personas vulgares se ríen a menudo y no sonríen nunca; mientras que las bien educadas sonríen con frecuencia, y raras veces se ríen.” CONDE DE CHESTERFIELD

Se el primero en comentar on "Enfermos de ego"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*