Perfecta imperfección

Fotografía: Eosa MurielFotografía: Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

11.01.21Rosa Muriel

Soy terriblemente imperfecta. Nunca me gustó la perfección, aunque pueda parecer lo contrario. Si, soy imperfecta. Suelo hacer mil preguntas al día, es algo que siempre me gustó, puedo ser curiosa o que me importa mucho saber de alguien o de algo.

Me encanta hacer mil cosas a la vez, si no lo hago no me siento realizada ni a gusto, no soporto aburrirme, se me crispan los nervios y es cuando no entiendo como pueden haber personas sin hacer «nada», es terrible.

Siempre me gustó viajar, hacerme y hacer fotos en lugares mágicos y conocer de cerca la vida de esos desconocidos que habitan en ciudades cuyos nombres poco me importan….o sí.

Me gusta el orden, el tenerlo todo bajo control. No me obsesiona mi aspecto físico, aunque soy una coqueta imperfecta, es esencial el aspecto de mi alma y de mi esencia porque no soporto que se ensucie o que alguien se empeñe en hacerlo.

Soy una perfecta imperfecta que jamás calla lo que piensa. Y no solo eso, sino que además lo digo, lo grito, lo escribo y siempre voy de frente, sin tapujos, ni rodeos. Y en alguna ocasión impulsiva.

Yo prefiero ser de esas perfectas imperfectas que dicen todo lo que piensan, haciendo uso siempre del respeto (aunque a veces me lleven los demonios, que son muchas veces). Porque si algo he aprendido, es que el derecho que una persona tiene en expresarse, es inversamente proporcional al derecho inexistente de una parte contraria que reprime tu derecho a decir lo que sientes.

Me encanta esa imperfección tan perfecta.

«Nada es perfecto; nada es imperfecto. La perfección y la imperfección residen en tu percepción». Debasish Mridha MD. Médico, filósofo y poeta.

Be the first to comment on "Perfecta imperfección"

Leave a comment

Your email address will not be published.