El respeto se gana

Fotografía: Rosa MurielFotografía: Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

09.01.21Rosa Muriel

Dicen que:

La palabra respeto procede de una palabra latina que significa «mirar alrededor». Así, se puede afirmar que el que respeta mira a su alrededor y actúa correctamente.

Y yo digo:

La belleza de hablar, más que pronunciar bien y utilizar palabras rebuscadas, está en honrar con hechos cada palabra que salen de nuestra boca.

El respeto es la base de la buena educación, cuando se es mal educado, grosero y más, es cuando se pierde la fuerza en todo y sobre todo el respeto.

La buena educación es pues el reflejo de una sensibilidad por la condición humana, sea cual sea el empaque en que esta se presente, van de la mano el respeto con la educación.

El respeto, siempre he considerado que es el valor del eje central de las relaciones.  Sin respeto, no hay nada, no existe absolutamente nada.

Tú no me respetas, yo tampoco te voy a respetar…error!!, tú no me respetas yo sigo respetando y es cuando dejas en evidencia al otro, claro está si ese otro tiene consciencia, dignidad y valores.

Si no lo tiene…mal vamos.

Es entonces cuando lo mejor es darse la vuelta y muy sutilmente lo mandas de paseo al quinto, sexto, séptimo pino para siempre.

Tengo que añadir que la mentira y el engaño, la gran mentira y el gran engaño también es una falta de respeto.

«Nada de verdadero valor se puede comprar. El amor, la amistad, el honor, el valor, el respeto. Todas esas cosas se tienen que ganar». David Gemmell (1948 – 2006). Periodista.

Se el primero en comentar on "El respeto se gana"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*