Jaume ya no hace Gracia

Javi Gracia puede ser confirmado en las próximas horas con nuevo entrenador del Valencia Cf/twitterJavi Gracia, entrenador del Valencia CF - twitter

Antonio Silvestre

02.01.21

Creo que ya es hora de hacer balance de la trayectoria del Valencia en esta liga 2020-21, en la que destacan a mi entender tres factores clave para el análisis de los primeros cinco meses de competición.

El primero sin duda y del que ya mucho se ha hablado, es la falta de refuerzos en la plantilla por la decisión de Lim de «aguantar» con un grupo muy justo de futbolistas tras la salida de tres hombres importantes (Garay, Ferran y Rodrigo) para compensar la suma de las pérdidas ocasionadas por la pandemia a la ya de por sí delicada economía del club. Y cierto es que, además de un central y de un «10», hace falta también un lateral de garantías que conlleve además que Daniel Waas ocupe su demarcación natural en el centro del campo, fortaleciendo aún más esa zona.

Lo segundo es el pésimo estado de forma de Jaume Doménech. El portero está cometiendo errores muy graves en cuanto que restan puntos. Errores de falta de concentración, incluso de falta de madurez, con acciones innecesarias para el lucimiento que cuestan goles y penalizan el esfuerzo colectivo.

Y el tercer factor determinante de la mala situación en la tabla del equipo (y el más importante), es la sensación de que, a pesar de la presión ejercida sobre la plantilla por la prensa local y de la falta de refuerzos, Javi Gracia no es capaz de sacar el mejor rendimiento de los hombres que tiene a su disposición. Errores de planteamiento táctico los más (Huesca, Betis, Elche, Alavés, Eibar y Granada), que me llevan a pensar que, o no estudia bien a sus rivales o tiene serias limitaciones para dirigir en esta liga tan competitiva.

Errores de determinación en la toma de decisiones, sustituyendo a Jaume si ve que el rendimiento del de Almenara deja mucho que desear. Errores en los cambios, optando por dejar siempre fuera a Manu Vallejo, el delantero más incisivo del que dispone y dándole muy pocos minutos. Y errores de confección del once, buscando guerreros en lugar de creadores (Jason vs Yunus), como equipo medroso, vencido ya de antemano.

Porque en mi opinión y sin ir más lejos, el otro día en Los Cármenes volvió a entregar el balón a un rival que carecía de organización en el centro del campo (le faltaba su «cerebro» Luis Milla) y tenía que atacar en oleadas. Si creyera más en lo que tiene en defensa ( que estuvo bien) y en sala de máquinas (Soler, Esquerdo, Yunus, otras veces Racic), ante el Granada hubiera salido desde el minuto uno a por el partido, ganando la parcela central, como equipo ambicioso, y no fiándolo todo al acierto de las contras.

Creo además que si su sistema ha funcionado ante los tres equipos que mejor fútbol hacen, Real Sociedad, Real Madrid y Barcelona, ha sido por la excelente calidad técnica de sus hombres, que ha aprovechado los huecos que dejan este tipo de equipos cuya mentalidad es jugar en ataque. Pero hay otros 16 equipos a los que debes plantearles otro tipo de fútbol durante los 90 minutos y no solo cuando vas a remolque en el marcador. Se demostró en Villarreal y ante el Sevilla en los segundos tiempos de cada choque.

Claro, no es de extrañar en un hombre que no cree en su grupo, que quiso marcharse casi antes de empezar y que jornada tras jornada, sin tener una base sólida defensiva, plantea los partidos en contención y salir a la contra, regalando la posesión siempre la rival. Para mí, una decepción el entrenador, al que le atribuía mucha más sensatez y coherencia en el aspecto técnico.

Se el primero en comentar on "Jaume ya no hace Gracia"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*