El Centro de Arte Hortensia Herrero abrirá en 2023 en Valencia

Restauración del Palacio Valeriola, Valencia. 7F: Fundación Hortensia HerreroRestauración del Palacio Valeriola, Valencia. 7F: Fundación Hortensia Herrero

La Fundación muestra el avance de las obras y hallazgos como parte del circo romano o un horno bajo medieval

Jueves, 17.12.20

A.C.-  El Centro de Arte Hortensia Herrero de Valencia abrirá sus puertas al público el próximo año 2023 con el doble objetivo de ofrecer «un hogar para el arte contemporáneo» y recuperar un edificio patrimonial e «icónico» que alberga «la historia vida de la ciudad».

Así se ha puesto de relieve durante la primera visita a los medios para conocer el estado de las obras que se están llevando a cabo en el Palacio Valeriola –futura sede del centro cultural ubicado en la calle del Mar de la capital valenciana–, un inmueble al que «le ha tocado la lotería», ya que, de estar «en ruina total», ha pasado a disponer de un presupuesto abierto para recuperar su esplendor y actualizarse con una intervención «neutra» y a la vez «integrada» tanto en el barrio como en la ciudad.

En el recorrido han ejercido de guías la directora gerente del Centro de Arte, Alejandra Silvestre, y el socio arquitecto del estudio ERRE, José Martí. Ambos han subrayado las sorpresas que está sacando la luz este palacio de principios del siglo XVII, pero cuya intervención arqueológica está permitiendo valiosos hallazgos de épocas previas. «En este edificio está el pasado, el presente y el futuro de Valencia. Resume la historia de la ciudad: desde la Valentia romana, la época musulmana, la judería medieval o el esplendor de la Ruta de la Seda en el siglo XVIII», ha enfatizado Silvestre.

La Fundación Hortensia Herrero, que impulsa la vicepresidenta de Mercadona que da nombre a la entidad, es la responsable de este proyecto, que nace para «compartir con la sociedad el arte contemporáneo más relevante en el ámbito internacional» –con fondos de la colección privada de la mecenas, que incluye nombres como Andreas Gursky, Anselm Kiefer, Georg Baselitz o Anish Kapoor, y exposiciones temporales– y «adaptarlo a un nuevo uso cultural que prolongue su vida y su historia».

Las obras comenzaron en 2018 (tras la compra del palacio en 2016), que posibilitarán la adecuación de más de 3.500 metros cuadrados para desarrollar actividades en alrededor de 40 salas. José Martí ha detallado algunos de los hitos de la intervención sobre el espacio, «que no pretende ser protagonista», sino plantear una continuidad entre lo antiguo y lo nuevo y acompañar a los visitantes en un itinerario «natural» por el edificio.

En este sentido, la actuación se divide en dos zonas. Por un lado, el volumen principal del Palacio de Valeriola en el que se han desarrollado los trabajos más importantes de rehabilitación y conservación, y, por otro, la edificación de San Cristóbal. En el Palacio Valeriola, la labor se centra en la sala noble y sus dependencias laterales, cuyo núcleo quedaba constituido por el patio principal con una escalera señorial y un atzucac, es decir, un callejón que seguía las trazas de la antigua judería.

Palacio Valeriola, un nuevo "hogar" para el arte en Valencia./F.H.H.

Palacio Valeriola, un nuevo «hogar» para el arte en Valencia./F.H.H.

En la calle del Mar

Las entradas y salidas principales se sitúan en la calle del Mar, mientras que en el enclave de San Cristóbal se ha optado por mantener la fachada y construir cuatro plantas para lograr un conjunto «más integrado» con las edificaciones colindantes. Cada volumen contará con núcleos de comunicación vertical independientes y se conectarán a través del edificio preexistente situado en el jardín.

El recorrido que se planteará al público invitará a conocer los rincones acondicionados, pero también los relevantes hallazgos arqueológicos desvelados. En concreto, se prevé que los espectadores accedan por la planta baja, donde figuran algunas salas de exhibición vinculadas a la parte trasera de los muros de San Juan del Hospital. Continuarán por la escalera del patio a la primera planta, lugar de la sala noble, los espacios expositivos en torno a esta y una pequeña capilla «que ha enamorado a la propiedad», ha comentado el arquitecto.

En la planta segunda, seguirán las exposiciones hasta el tercer y último piso donde, además de la andana, se encuentra una zona de descanso con un mirador con vistas a la iglesia de San Juan, la ciudad de Valencia y el jardín interior. Tras disfrutar de este paisaje, se pasa al edificio de San Cristóbal para recorrer sus espacios expositivos de forma descendente hasta el sótano que integrará los muros del Circo Romano –del siglo II– descubiertos. El periplo culmina en el jardín, con una superficie cercana a los 250 m2.

También se ha localizado un horno bajomedieval del siglo XIV. Además, en los últimos meses se ha encontrado la parte superior del cráneo de un caballo que podría ser parte de algún acto ritual, un enterramiento singular de una joven de unos doce años con una botella de perfume que parece datar del siglo III d. C y restos cerámicos de todas las épocas. Hasta la fecha, en el patio posterior del palacio también se han documentado 22 enterramientos en el antiguo cementerio de San Juan del Hospital.

 

Be the first to comment on "El Centro de Arte Hortensia Herrero abrirá en 2023 en Valencia"

Leave a comment

Your email address will not be published.