Volverán a juzgar a Otegui

Otegui (I) y Arzalluz siempre fueron buenos amigos./EM

Vicente Torres

15.12.20

Este etarra, que tendrá que volver a ser juzgado porque en el primer juicio hubo un ligero defecto de forma, podría estar implicado en alguno o algunos de los casi cuatrocientos atentados de ETA que quedan por resolver. De sus apariciones públicas se deduce que está más preparado para la delincuencia que para la vida social.

Arzalluz y Pujol son los dos grandes talentos de la democracia, entendido como periodo, no como concepto, porque ninguno de los dos fue compatible jamás con este sistema político. Arzalluz va por delante, porque reconoció que pasará a la historia como malvado, de lo cual todavía no se ha percatado Pujol, cuyo otro error consistió en pensar que Cataluña podría lograr la secesión y ser un Estado próspero, lo que no es cierto, porque si se diera el caso todas las empresas catalanas que pudieran, incluso las que financian el desvarío, emigrarían a otras zonas de España.

Arzalluz siempre supo que al País Vasco no le interesaba la secesión, sino que le convenía es exprimir a España, para lo cual tenía que hacer fuerte al PNV. Sospecho que Arzalluz fue el fundador de ETA y su jefe en la sombra. Sin la banda terrorista el PNV no habría logrado tanto poder. Arzalluz tuvo mucha habilidad para manejar en beneficio de su partido el terror y la bobería de los sucesivos presidentes del gobierno, de los que se aprovechó todo lo que quiso. Ninguno se percató de cuál era su juego. Tenía como ayudante a un fulano experto en enredar. Una ensaimada capilar no se logra en un par de horas.

Si ahora Bildu consiguiera la hegemonía en el País Vasco todo el edificio construido primorosamente por el PNV se vendría abajo con estrépito. Entre Otegui y Arzalluz hay una distancia sideral. Otegui, además de terrorista, es un botarate, un patán. Arzalluz fue un caballo de raza, malvado, pero exquisito y Otegui es un pollino, un burro de carga.

Se el primero en comentar on "Volverán a juzgar a Otegui"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*