El independentismo no existe, estúpido

La Policía ante un grupo de independentistas en Cataluña/ Archivo twitterLa Policía ante un grupo de independentistas en Cataluña/ Archivo twitter

Vicente Torres

04.12.20

Los nacionalistas son malvados, tramposos y degenerados, todo ello en grado máximo. En sus trampas va cayendo el personal, incluso el más avisado.

A los cobardes y gallináceos prófugos les llaman exiliados. A los que cumplen penas de cárcel por haber cometido delitos muy graves les llaman presos políticos. No sólo se inventan la historia o la tergiversan, sino que también manipulan el lenguaje y prostituyen los conceptos. Naturalmente que ninguna de estas actividades puede tener efectos beneficiosos en los ciudadanos de ningún sitio. Promueven tan confusión mental que quienes están bajo el influjo de su influencia a buen seguro que necesitan mucha más ayuda psicológica y farmacológica que los de los demás sitios. Aparte de que para muchos será prácticamente imposible distinguir entre la verdad y la mentira.

En estas estamos cuando aparece esta grosería en la prensa: «El independentismo exige en Baleares que se renuncie al español “siempre”».

En primer lugar: el independentismo ni existe, ni puede existir. Es secesionismo y no tiene base ni justificación alguna y no puede beneficiar más allá de cuatro personas y perjudicando a todas las demás.

Aparte de eso, lo que pretende es como si exigiera que no se utilice más el ascensor. O sea, que esté ahí, como va a estar la lengua española durante mucho tiempo, pero que la gente utilice la escalera.

Se pongan como se pongan, el engendro de Pompeyo Fabra, cuya intención fue mala al menos en este asunto, desaparecerá más pronto que tarde, precisamente porque quienes insisten en imponerlo tienen tan mala intención como su inventor. La motivación del tal Fabra no fue filológica, sino política, por lo cual, al mismo tiempo que ponía en marcha su juguetito dictaba su sentencia de muerte. Esto se materializa en el hecho de que se pretende imponer por la fuerza, sirviéndose de la mentira y de la falsificación.

Se el primero en comentar on "El independentismo no existe, estúpido"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*