Ayuso se defiende

Isabel Díaz Ayuso el domingo en Yeda, Arabia Saudí/RtveIsabel Díaz Ayuso en Yeda, Arabia Saudí/Rtve

Vicente Torres

03.12.20

Cualquier cosa que haga Ayuso, aunque sea un hospital, es motivo para que la izquierda en el poder la ataque con saña. La izquierda que se supone civilizada calla antes estas y otras tropelías. Con ello, demuestra que no le motiva el afán de justicia, ni tampoco el deseo de mejorar la vida de los españoles, sino que únicamente persigue el poder, para gozar de él, abusando del Falcon, comprándose mansiones, colocando a multitud de familiares y amigos.

La economía española sufre el mayor desplome del mundo civilizado,

sin embargo, este gobierno es el más numeroso de toda la historia de España, el que más caro resulta y el que más ministros inútiles tiene. Este gobierno, ni tampoco los mamones que le dan cobertura, no tienen derecho a criticar a nadie, y menos a Ayuso que, al menos, trata de salvar la economía de su Comunidad y de ayudar a los enfermos.

Alberto Fabra cerró Canal 9 alegando que prefería dedicar el dinero que costaba a la sanidad. Su sucesor, que debe de llevar la márfega debajo del peluquín, la ha reabierto con otro nombre, con la finalidad de difundir el engendro de Pompeyo Fabra entre los valencianos. Ha postergado la sanidad. Pero eso les parece bien a los sectarios.

Todas las televisiones regionales sobran, España no se puede permitir tanto derroche, pero en los tiempos actuales mantenerlas es pecado grave. Dice Ayuso que la catalana cuesta como tres zendales, pero el gaste del Zendal se hace de una vez, mientras que el de TV3 se repite cada año.

La presidenta de la Comunidad de Madrid defiende los bolsillos de los madrileños, porque el impuesto de sucesiones es confiscatorio, no tiene defensa posible. En su día se la criticó por dar de comer pizza, mientras que quien se autoproclamó responsable de las residencias de ancianos, un espantapájaros con moño, no visitó ninguna.

Las críticas a Ayuso, viniendo de donde vienen, no merecen ningún crédito.

Se el primero en comentar on "Ayuso se defiende"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*