Rufián no puede tener razón

Rufián según la RAE: Persona sin honor, perversa, despreciable.Rufián según la RAE: Persona sin honor, perversa, despreciable.

Vicente Torres

02.12.20

Este sujeto que, para vergüenza de los españoles, ocupa un escaño en el Congreso de los Diputados, nunca puede tener razón desde el momento en que no tiene más intención que hacer el mal.

Para comprender esto basta con fijarse en que se da abrazos con tipos como Iglesias y Otegui y que en su propio partido hay terroristas y delincuentes, a alguno de los cuales obedece.

Habría que pedir responsabilidades a quienes en su día hicieron posible que toda esta basura humana esté en el citado Congreso, y también por el hecho de que el CGPJ y el Fiscal General del Estado no sean absolutamente independientes.

Lo que dice este elemento de la Comunidad de Madrid, y lo apoya otro elemento con moño, lo pueden hacer todas las demás comunidades, con lo cual la acusación se va a pique.

En el País Catalán, por cierto, que algunos llaman Principado, sus dirigentes hacen lo que les da la gana, incumpliendo la ley con total descaro. Y con los actuales ministro de Justicia y Fiscal General todavía más.

Pero es que si atiende a la opinión de que en todas las Comunidades Autónomas deberían regir los mismos criterios tributarios, lo que procede es que el Estado recupere competencias, y ya puestos, si recupera estas, que haga lo propio con otras que jamás debieron haberse transferido, como las de Educación, Sanidad, Policía…

No anduvieron muy finos quienes diseñaron el sistema político español. Se pasaron de frenada, como suele decirse, en el intento por ser más demócratas que nadie, otorgando privilegios y ventajas a partidos incompatibles con la democracia. Y así nos va ahora, con la catástrofe cerniéndose sobre nuestras cabezas, con la venia de una masa de votantes cuyas convicciones democráticas son inexistentes.

Si Rufián escribiera un folio explicando su concepto de democracia, el ridículo sería similar a otros que ha protagonizado.

Se el primero en comentar on "Rufián no puede tener razón"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*