Un jardín de oportunidades

Img. Rosa Muriel. /informaValencia.comImg. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

11.11.20

Se puede tener defectos, vivir ansiosa y estar irritada algunas veces, pero no te olvides de que tu vida es la mayor empresa del mundo. Solo tu puedes evitar que ella vaya en decadencia. Hay muchas personas que te precisan, que te admiran y que te quieren.

Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis. Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse una actriz de tú propia historia. Es atravesar desiertos fuera de sí, ser capaz de encontrar un oasis, es tener madurez para decir “me equivoqué”. Ser feliz es tener sensibilidad para expresar “te necesito”, es tener capacidad de decir “te amo”.

Deseo que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz… que en tus primaveras seas amante de la alegría, que en tus inviernos seas amiga de la sabiduría, y cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo, porque así serás cada vez más apasionada por la vida.

Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta sino usar las lágrimas para regar la tolerancia, usar las pérdidas para refinar la paciencia, usar las faltas para esculpir la serenidad, usar el placer para lapidar el dolor y usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia. Jamás desistas.

Jamás desistas de las personas que amas, jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo que no se debe perder.  ¡Y eres un ser humano especial!

print

Se el primero en comentar on "Un jardín de oportunidades"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*