Parchis
Opinión

Impuesto a los pisos vacíos

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra. Img. rtve
La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra. Img. rtve

Vicente Torres

03.11.20

Quien ha hecho el anuncio esta vez es una de Podemos, como no podía ser de otro modo, que gobierna gracias al apoyo del PSOE, que insiste en demostrar su mala índole, su sempiterna voluntad de hacer daño a España, sirviéndose para ello de reivindicaciones que a veces son justas.

Con su actitud, está dejando claro que nunca ha pretendido resolver las injusticias que señala, sino que las denuncia para alcanzar el poder gracias a ello y cuando lo tiene hace el mal. Esto no significa que todos los socialistas sean unos bellacos, abundan entre ellos los que pueden dar lecciones de honradez a otros de la derecha, pero cuesta entender que soporten aberraciones como las del actual gobierno, pero también otras vilezas de los anteriores gobiernos socialistas.

La naturaleza humana es muy compleja, y dentro de ella la de los políticos tiende a la decepción. En los tiempos venideros, los parlamentarios van a cobrar sus sueldos y sus dietas no ya sin trabajar, sino sin siquiera moverse de casa. Y luego piden el voto y para conseguirlo se hinchan a prometer.

Bien, el caso es que se puede decir que ninguna maldad es ajena a los podemitas. Pretenden hundir el mercado inmobiliario fomentando la okupación y también mediante los impuestos a los pisos vacíos. ¿Quién se atreve a comprar una vivienda en estas condiciones? ¿Quién se atreve a construir? ¿Por qué odian tanto a los albañiles los podemitas? Y a los electricistas y a los carpinteros y a los ebanistas… Los podemitas vienen a ser a como una plaga bíblica, como un castigo de los cielos, como una burla de satanás a las gentes de buena fe.

Para justificar lo horrendo de sus propósitos se sirven de la mentira. Es que para decir la verdad hay que ser muy valiente. Los embusteros, generalmente, han sido equiparados a las gallinas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario