Parchis
Educacion

Los purificadores de aire con filtro HEPA deberían instalarse en todos los colegios

Purificadores de aire con filtro HEPA. / Img. Amazon
Purificadores de aire con filtro HEPA. / Img. Amazon

La falta de ventilación en algunas de las aulas debe complementarse con elementos que permitan dejar el aire libre de virus y bacterias

Lunes, 02.11.20

informaValencia.com.-  La medida de ventilar dejando abiertas las ventanas del aula en los meses de mayor frío no va a ser efectiva puesto que la temperatura en las aulas será poco aceptable y los alumnos pueden resfriarse fácilmente. De hecho, ya son varias las organizaciones de padres de alumnos que han emitido sendas quejas al respecto.

Por este motivo, renovar el aire utilizando purificadores con filtros homologados y eficaces para eliminar partículas de virus y bacterias en suspensión ayuda a reducir notablemente los tiempos de ventilación y reducen el gasto energético. Para solucionar estos problemas de espacios cerrados con ambientes cargados y potencialmente peligrosos para el contagio por las microgotas en suspensión (aerosoles), los especialistas en medidas de prevención de Fellowes han elaborado una lista con cinco de los motivos más importantes por las que la presencia de purificadores de aire en los colegios resulta más que esencial.

Purificadores de aire con filtro HEPA. / Img. OCU
Purificadores de aire con filtro HEPA. / Img. OCU

En primer lugar la concentración de alumnos en el aula, los períodos de interacción entre ellos y el contacto con las superficies como las mesas, libros, cuadernos, etc, invita a que los centros educativos garanticen la máxima calidad posible del aire en el interior de las clases y les protejan durante la jornada escolar. La comunidad científica y la OMS destacan además que la transmisión por aerosoles está más que demostrada por lo que un aire limpio es sinónimo de prevención y seguridad.

Otro de los motivos tiene que ver con el recorrido de las impurezas en el aire. Según los sistemas de climatización, y de forma general, los aerosoles pueden llegar a desplazarse hasta 50 metros. Las partículas infecciosas que se expulsan en toses, estornudos o en el habla dependen de su tamaño para tener un mayor o menor recorrido. Las grandes apenas alcanzan el metro, las pequeñas, dos. Las de tipo aerosol pueden permanecer en el aire durante varias horas y llegar a distancias muy superiores. Estas son las que preocupan especialmente, ya que el núcleo de estas partículas que se quedan en suspensión necesitan, especialmente en lugares cerrados, una manera de se «depuradas».

Como tercer motivo están las recomendaciones sobre el uso de sistemas de climatización y ventilación en la Guía publicada recientemente por el Ministerio de Sanidad. El parámetro más importante es la renovación del aire, estableciendo un mínimo de 12’5 litros por segundo y ocupante para que la calidad sea buena y asegurar una correcta renovación. Y como medidas en este sentido el incremento de ventilación y la purificación del aire son esenciales, además de la reducción de ocupación de espacios. A la hora de purificar el aire de estas estancias, la recomendación ministerial pasa específicamente por el uso de filtros de alta eficiencia HEPA.

Los filtros HEPA son tan efectivos capturan el 99,97% de partículas en el aire tan pequeñas como 0,3 micras. En recientes test realizados, los purificadores de aire con filtro HEPA ha reducido el 99’9% del H1N1 en apenas 35 minutos funcionando.

Y en quinto lugar, este método de purificación del aire elimina todas estas partículas nocivas sin utilizar químicos o toxinas que pueda poner en peligro la salud de las personas. Además, la tecnología inteligente de estos dispositivos, cambiando al modo reposo cuando no es necesario, permiten no solo reducir el consumo de energía sino alargar la vida útil de los filtros HEPA. las medidas de prevención frente al virus y la conciencia de tomar las mismas ha sido una constante.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario