Para que lo entiendan los ministros podemitas

Iglesias con Rufián. /Img. EE

Vicente Torres

01.11.20

Pondré un ejemplo fácil, porque si no es así no creo que con lo torpes que están demostrando ser, un día sí y otro también, los ministros podemitas lo entiendan. Los cinco, que disfrutan de, al menos, 19 coches del Estado y decenas de policías protegiéndolos.

El ejemplo: Un obispo castigó sin misa a los habitantes de un pueblo, que tenían que desplazarse a otro si querían asistir al oficio religioso. Entonces dije que el tal obispo debía renunciar al dinero de los impuestos de ese pueblo que se le dieran. El obispo sí lo entendió: a partir de ese momento hubo misas.

Veamos ahora lo que ocurre con los podemitas: no paran de decir las burradas que se les antoja -a saber de qué tendrán rellenos los huecos del cráneo- y no pasa nada, se quedan Zenobia Camprubí tras dar un discurso. Así de ignorantes son.

El caso es que si alguien les responde, en Twitter, generalmente con fundamento, porque es fácil, lo bloquean. Sus caletres les dan para subirse a los coches oficiales y dejarse moño, como doña Teodosia, y a lo mejor no se lo hacen ellos, el moño digo, sino la criada, una de las de abajo, de clase más baja que la suya, pero no para comprender que no son ciudadanos particulares adscritos a un partido habilitado para hacer el mal, sino que son ministros y cobran de todos los españoles y todavía no han logrado convertir a España en una dictadura, de extrema izquierda, aunque van dando pasos en este sentido.

Por tanto, y en conclusión, mientras España sea formalmente un democracia, aunque de facto, desde la llegada de estos al poder, esté funcionando como una dictadura, y a lo mejor sin que ellos se den cuenta, así de burros son, no tienen derecho moral a bloquear a nadie y deben recibir las críticas con deportividad -aunque supongo que también habría que explicarles en qué consiste esto-.

print

Se el primero en comentar on "Para que lo entiendan los ministros podemitas"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*