Parchis
Opinión

Tiempo de amor

Img. Rosa Muriel
Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

30.10.20

La incertidumbre ha llegado a nuestra vida como un huracán, derribándolo todo, obligándonos a adaptarnos a un mundo distinto, un mundo extraño, un mundo nuevo. El amor ha mutado, se ha convertido en más profundo, más significativo, más amplio.

Nuestro amor está también en el aislamiento que estamos cumpliendo, pues nos cobijamos en casa para no contagiar a otros, para aliviar la carga de todos aquellos que trabajan en los hospitales, supermercados, transportes… arriesgándose por todos, porque no entienden una mejor manera de cuidar que esa.

El amor en los tiempos del Covid ha humanizado las redes sociales y los mensajes enviados por el móvil, las videollamadas nos unen en la distancia, las palabras cobran un sentido más bondadoso y amable. Todos podemos hacer que esta crisis sea más compasiva, altruista y bondadosa.

Depende solo de nosotros buscar la esperanza en el día a día, se encuentra en el sol que sentimos sobre nuestra piel, en el suave viento que roza nuestra cara, que nos avisa del cambio de estación, los rios que nos hacen fluir con su sonido. La esperanza también se cobija en el silencio casi mágico que invade nuestras ciudades, viviéndolas desde la calma, desde la paz. Y también  la vemos reflejada en las flores y plantas, que poco a poco nos muestran el ciclo de la vida, la vitalidad que guardan en su interior, como nosotros.

Estos son momentos de amor, de amar, a uno mismo, a los demás, a la humanidad en su conjunto. Para potenciar este sentimiento en tu interior.  Con mis palabras no quiero ofender a nadie, tan sólo dar un poquito de respiro y que seamos capaces con nuestro esfuerzo salir todos de este huracán que nos hace cambiar a nosotros y nuestras vidas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario