Parchis
Opinión

Empatía

La suite nupcial nos muestra a un abuelo en plan aventurero en el terreno amoroso./Img. SenSacine
La suite nupcial nos muestra a un abuelo en plan aventurero en el terreno amoroso./Img. SenSacine

VicenteTorres

26.10.20

«Sentimiento de identificación con algo o alguien». No he notado nunca que nadie haya tenido empatía conmigo. Tampoco he pedido nunca que la tengan, ni lo pienso pedir jamás. Por otro lado, no creo que sirviera de nada. Estas cosas o nacen espontáneamente o no lo hacen nunca.

Es imposible identificarse con alguien cuyas experiencias vitales y circunstancias son distintas. Acaso este párrafo de Charlotte Delbo se aproxime a lo que podría ser una explicación: «Dicen: tengo miedo, tengo hambre, tengo frío, tengo sed, tengo sueño, me duele, como si estas palabras no tuvieran ningún peso». O estos versos de la misma autora: «si rosas / no hubo / es que no volvimos».

Gestos de simpatía sí que encuentro más a menudo. Y los agradezco y los disfruto.

Hay gentes que lo dejan a uno acercarse a su pedestal. Y lo miran desde arriba de modo que dan ganas de prestarles unos prismáticos. Eso no es empatía, ni tampoco simpatía. No se dan cuenta estos que se dan tanta importancia a sí mismos de que al final Colón es una calle, cuando una estatua que derriban unos que no tienen ni idea de a quién representa. Vivimos cuatro días, al cabo de los cuales lo que queda ya no nos importa. Queda la obra hecha, que las generaciones futuras pueden aprovechar o no. ¿Y si no hay obra, qué? Si todo ha sido egoísmo, cultivo del ego, abono del narcisismo, ¿qué queda?

El mundo de los mamones es muy vasto, gentes que mediante el juego sucio, pretenden que los seres despreciables que se lo consienten les concedan privilegios. Por cierto, abundan los que creen que el desprecio es un arma que pueden usar a su antojo. No es cierto, las posibilidades se limitan a convertirse en despreciable. Otra cuestión es que haya bobos que teman sentirse despreciados.

El caso es que la palabra empatía está tan de moda que usan hasta presuntos intelectuales. La palabra ‘presunto’ también está de moda.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario