Cierra esa puerta

RosaImg. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

21.10.20

Es abuso cualquier comportamiento encaminado a controlar y subyugar a otro ser humano, mediante el recurso al miedo y la humillación, victimismo y valiéndose de ataques físicos o verbales. El silencio estimula al verdugo. La violencia psicológica es la más difícil de delimitar. Se trata de algo más serio que un insulto. Incluye, la humillación intensa y continuada.

Las amenazas de violencia física, el control y vigilancia constante de las acciones del otro, los cambios de humor sin lógica, la desaprobación continua, etc. La diferencia entre agresión y maltrato la define su objetivo. Mientras la agresión se define por la lesión que provoca, el maltrato queda descrito con palabras como sometimiento, vejación, dominio, miedo, esclavitud, desprecio, ofensa.. etc.

La violencia, incluida la verbal, la más cotidiana, es la violencia del que culpa sin razón, la del que riñe, persigue hasta que aburre, es siempre un acto de debilidad y crueldad. La persona agresiva tiene un arte muy hábil a la hora de poner en práctica una marcada hostilidad recubierta con un dulce caramelo.

Tienen pasión por criticar a los demás, de apartarte de tu familia y amigos; cuando desean algo de nosotros no dudarán en mostrarse amables, detallistas y tan cálidos como les sea posible hasta que vuelven a su ser: son cínicos, suelen ir de víctimas, hacerse ver como los menos valorados, los menos respetados, los menos felices…

De verdad, siento verdadera angustia con tan solo escribirlo. Es terrible tener relación o contacto con personas con este perfil.

Mejor salir corriendo.

print

Se el primero en comentar on "Cierra esa puerta"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*