Parchis
Actualidad

La Fiscalía de Valencia remite al juez el caso de la residencia de mayores y pide la imputación de la directora

Residencia DomusVi de Llíria - informaValencia.com

Una extrabajadora aportó 17 archivos de fotos y vídeos donde se comprueba la desatención a los residentes

Miércoles, 07.10.20

A. Casañ.-  La Fiscalía Provincial de Valencia ha remitido la investigación sobre el trato que recibían internos en una residencia de Llíria al juzgado y solicita la imputación de la directora del centro. El ministerio púbico ve posible delito contra la integridad moral en el trato dispensado por la directora y los cuidadores de la residencia DomusVI de Llíria a varios ancianos, sobre los que se han hecho públicas unas imágenes en las que se les aprecia desatendidos, y remite las actuaciones al juzgado para que se investiguen.

Fue la propia Fiscalía la que abrió de oficio el 9 de septiembre diligencias penales tras la denuncia de una exempleada del centro que grabó imágenes de los ancianos. En el vídeo se ven situaciones como un anciano que sufre un golpe al caer al suelo sin que nadie acuda a socorrerlo; una mujer que se encuentra sola y desnuda en una silla u otra de muy avanzada edad que intenta comer un plato de comida sin ninguna ayuda y ni siquiera una mesa para apoyarlo.

Se requirió información sobre los hechos a la Guardia Civil y a la conselleria de Igualdad, y tomó declaración a la extrabajadora que difundió las imágenes, que aportó cinco archivos de imagen y once de vídeo. La empleada estuvo en el centro desde abril hasta agosto de 2020 y se encargaba de la limpieza de las instalaciones.

En su declaración, manifestó que a diario veía cómo muchos residentes se quedaban dormidos y se derramaban la comida encima; que se olvidaban de dar de comer a algunos de ellos; que había residentes que permanecían durante horas sujetos a sus sillas y en la misma postura; que los auxiliares de enfermería repartían la medicación a cada residente y no se esperaban a que se la tomasen de modo que luego ella se encontraba muchas pastillas en el suelo; que era habitual que los residentes llevaran ropa de otras personas, de otras tallas y con manchas de lejía; y que había muy poco personal.

Centro residencial de mayores en Llíria/facebook

Denuncias de familiares

A las diligencias, además, se han unido las denuncias interpuestas por familiares de 13 residentes ante la Guardia Civil que se han incorporado al procedimiento. En estas denuncias se alude a la falta de atención del personal en cuanto a que se olvidan de dar de comer a algunos residentes, dejadez en el suministro de medicación, falta de higiene, ancianos sin ropa, lesiones y trato denigrante: “Estaba desatendida, vestida como si fuera un mendigo, con pantalones y calcetines rotos que no eran de ella… En una ocasión estuvo una semana sin ducharse”, se detalla en un escrito.

Otro denunciante explica que escuchó cómo los trabajadores trataban de forma denigrante a los residentes y les decían expresiones como ‘deja de tocarme los cojones y estate ahí sentado’, ‘Si te vuelves a levantar, te parto la cara’ o ‘vete de ahí y deja de liarla hostia’.

Por su parte, la conselleria de Igualdad ha aportado al procedimiento varios expedientes sobre la residencia y de las inspecciones se desprende que había residentes sin ropa interior, que el estado higiénico de los usuarios no era el adecuado; falta de atención médica; y que el funcionamiento y la higiene de las instalaciones no estaban en las condiciones adecuadas, entre otras. Por estas irregularidades se impuso una sanción de 174.000 euros.

Por todo ello, el ministerio público considera que existen indicios de que el trato dispensado a los residentes “socavó gravemente su dignidad e integridad moral”, el ministerio público considera que existen indicios de que el trato dispensado a los residentes “socavó gravemente su dignidad e integridad moral”, y físicas y, en suma, por su alto grado de dependencia al ser quienes requerían de la máxima protección.

Y acuerda remitir al juzgado decano de Llíria la causa ya que los hechos, sin perjuicio de una ulterior calificación, podrían ser constitutivos de varios delitos contra la integridad moral del artículo 173.1 del Código Penal.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario