Parchis
Opinión

Franco y el bikini

Los primeros bikinis en Europa, años 50. archivo Int.

Vicente Torres

04.10.20

En la internet hay mucha información, pero abundan los que se conforman con las etiquetas. Así pues, Franco fue un dictador, pues malo; Largo Caballero, fue socialista, pues malo. Si se dejan atrás las etiquetas y se investiga un poco se averigua que Largo Caballero tuvo más culpa de la guerra que Franco, puesto que éste se incorporó cuando ya era inevitable.

Empezada la guerra, las opciones eran dictadura de izquierdas o dictadura de derechas. Y todo dictador es reacio a dejar el poder por la cuenta que le trae. No es cierto que Franco fuera un genocida, puesto que su intención se circunscribía a demostrar quién era el que mandaba. Toda dictadura se sustenta en el miedo de los ciudadanos. Más cerca del genocidio estuvieron los de izquierdas, que mataban por el simple hecho de profesar ideas cristianas.

Lo que interesaba a Franco era la supervivencia. La suya. Para ello le convenía que los españ0les vivieran bien. Las comodidades frenan mucho las ideas revolucionarias.

Las limitaciones fruto de la sumisión a las etiquetas invitan a pensar que Franco prohibía todo y, sobre todo, los bikinis. Ocurre que en los primeros tiempos de la dictadura, la Moral recorría las playas vigilando la vestimenta de los bañistas, sobre todo de las mujeres. Pero cosas parecidas también ocurrían en las democracias. El bikini llegó a algunos países antes que a España, pero no tardó mucho en aparecer por estos lares. Ocurre que no todo el mundo sabía interpretar la voluntad de Franco. Algunos eran más pelotas de lo aconsejable y cuando unas turistas aparecieron en Benidorm con bikini se pusieron burros. Pero el alcalde del entonces pequeño pueblo, Pedro Zaragoza Orts, se montó en su Vespa y se plantó ante el Caudillo, que efectivamente se dio cuenta de que le convenía autorizar el bikini. Dicen que eso fue en 1953 y probablemente es cierto.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Camino del Santo Grial

Santo Cáliz de la Catedral de Valencia

Personalizamos #mascarillas lavables y reutilizables con tus propias creaciones o el diseño que más te guste