Acabar con la Monarquía no, con las ratas

Su Majestad el Rey Felipe VI recibe a Pablo Manuel Iglesias./Img RtveSu Majestad el Rey Felipe VI recibe al líder comunista Pablo Iglesias./Img Rtve

Vicente Torres

20.09.2020

Tenemos el peor gobierno de toda la historia de España, compuesto por gentes tan viles que ni siquiera intentan contar los muertos a causa del virus chino, lo cual habría significado, de haberlo hecho, que sienten algo de respeto por los ciudadanos de los que viven, teniendo en cuenta además que un número grande de fallecidos murió de una forma que debe avergonzar a quien se precie de ser persona.

Y en ese contexto de ineptitud, irresponsabilidad, inhumanidad por parte del gobierno, que pone en peligro la vida de muchos, y atacan a Ayuso, a la que le falta mucho para hacerlo tan mal como ellos, el vicepresidente segundo dice que hay que acabar con la Monarquía, a la que ha jurado o prometido fidelidad. Este nefasto personaje, que jamás debería haber podido participar en la política española, a la vista de sus querencias dictatoriales, inclinaciones sanguinarias y limitada capacidad intelectual, tiene peor gusto con las mujeres que Juan Carlos I, que solo acertó una vez, y fue en el caso de Doña Sofía, y gracias a eso ahora tenemos un Rey que da la talla.

Pero con todos sus errores, el anterior Rey hizo unos servicios a España que están fuera del alcance del imbécil que quiere acabar con la Monarquía. Ni aunque intentara ser útil lograría serlo. Pero, encima, lo que intenta es hundir a España, hundir a los españoles en la miseria, esclavizarlos como están los venezolanos.

Fue el gobierno de Felipe González el que acabó con la separación de poderes. Montesquieu ha muerto, dijeron esos socialistas muertos de risa. Aznarín prometió restablecer ese asunto a su situación inicial, pero luego, derechita cobarde, no se atrevió. A ninguno de los integrantes del actual gobierno les interesa. Ese es uno de los orígenes de los males de España en la democracia. En los otros también tiene que ver el gobierno de Felipe González. Y la complicidad o torpeza de otros, claro. Por esos resquicios se han colado las ratas.

print

Se el primero en comentar on "Acabar con la Monarquía no, con las ratas"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*