Parchis
Opinión

Inmigración ¡sí!, ilegal ¡no!

Imagen de archivo Guardia Civil
Imagen de archivo Guardia Civil

Grupo Municipal Vox Torrent

19.09.2020

El portavoz del PSOE dice tomar Omeprazol para negar la moción del Grupo Municipal VOX TORRENT sobre la inmigración ilegal que se debatió en la sesión plenaria de este mes de septiembre. Nuestra propuesta tenía por objeto un control más exhaustivo de la inmigración ilegal en nuestra ciudad, personas que llegaron en patera a nuestras costas, muchas de ellas infectadas por Covid-19 y huidas de los centros de internamiento que, lamentablemente, acaban repartidas por todo el territorio nacional, agravando su propia situación y poniendo en peligro la salud de los demás. Según él, esta moción sacada de la chistera, no afecta a la ciudadanía de Torrent. Parece estar desinformado el portavoz del PSOE; inmigrantes ilegales los hay en nuestra ciudad.

Las lindezas no terminaron ahí al aludir al Presidente de VOX, Santiago Abascal, y el “peligro” que suponía nuestra actitudes e ideas. Llegados a este punto, y hablando de presidentes, conviene recordar la peligrosidad de las actitudes del suyo, como “lamentar profundamente” el suicidio de un etarra en prisión, o las alianzas de su partido con comunistas y separatistas. Lo que si lamentamos desde el grupo municipal VOX TORRENT es que le parezca que proteger a los torrentinos de la inmigración ilegal sea peligroso.

También hizo referencia a los militantes de nuestro partido cuando acudieron al acto celebrado en Vistalegre el 8 de marzo, y su insinuación sobre cómo nos hubiéramos sentido si nos hubiesen tratado como apestados; asociación que no entendimos, pues nosotros no tratamos de apestados a los inmigrantes ilegales. Sin embargo, es un hecho que asistimos desde hace meses a una invasión de pateras, muchos de sus integrantes infectados por Coronavirus; y su reparto por toda la geografía española. Puesto que el portavoz del PSOE aludió a los contagios originados en Vistalegre, olvidó mencionar la manifestación de 8M impulsada por el propio gobierno, quien poseía la información pero que la ocultó.

El grupo municipal VOX TORRENT y sus votantes fuimos tachados de peligrosos, xenófobos y chovinistas -calificativos que nunca hemos empleado, ni similares, para dirigirnos al equipo de gobierno- por decir aquello que todo el mundo piensa, pero que a la hora de la verdad se esconden, se ponen de perfil o simplemente miran hacia otro lado. Escuchar verdades de nuestro grupo le molesta al portavoz del PSOE y le causa malestar estomacal. Otro tipo de malestar es el que generan las políticas de su partido, Sr. Campos. Las nuestras abogan por una inmigración legal y por proteger al ciudadano de la inseguridad sanitaria que está provocando el “efecto llamada” de las políticas de izquierdas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario