Parchis
COLEGIOS CORONAVIRUS

Educación probará las pulseras térmicas de Colorprint para detectar la fiebre en Primaria y ESO

 “Un cómodo sistema que permite la monitorización en tiempo real de la temperatura y que puede ser de uso muy práctico, por ejemplo, para los más pequeños”

Jueves, 17 de septiembre de 2020

A. Casañ.- Se trata de un innovador tejido que ha sido homologado para su uso en mascarillas higiénicas por el Instituto Tecnológico del Textil (AITEX), que ha certificado su durabilidad y su efectividad frente a la prevención de la Covid 19. La empresa de estampación textil Colorprint Fashion, con sede en Muro de Alcoy (Alicante), ha desarrollado y patentado un tejido capaz de activarse con el aumento de la temperatura corporal.

Y además de las mascarillas, Colorprint ha fabricado también pulseras. “Un cómodo sistema que permite la monitorización en tiempo real de la temperatura y que puede ser de uso muy práctico, por ejemplo, para los más pequeños, coincidiendo con la vuelta a las aulas”. Ahora, la compañía  valenciana ha recibido el encargo del conseller Marzá para diseñar un proyecto piloto en centros educativos y poder evaluar si las pulseras térmicas que cambian de color si una persona tiene fiebre pueden ayudar en los colegios para la detección de fiebre de los alumnos durante las jornada escolar.

El objetivo lógicamente, es la detección de posibles síntomas vinculados a la Covid-19 y adoptar con mayor rapidez las medidas de aislamiento si fuera necesario. En este proyecto piloto participarán 500 alumnos de 1º y 2º de Primaria y de 1º y 2º de la ESO de tres colegios en cada una  de las tres provincias para que se prueben las pulseras durante dos semanas de forma voluntaria y con el consentimiento y participación de los padres.

Durante la prueba piloto se comprobará de manera directa el grado la eficacia, comodidad y durabilidad de estas pulseras térmicas, que tienen una vida media de una semana. Con esta finalidad se entregará a cada alumno participante un juego de dos pulseras para que las utilice durante dos semanas.

El tejido, patentado por Colorprint Fashion, cambia a color blanco aproximadamente a una temperatura de 37,5º y tiene una filtración bacteriana del 98%. Con él se han fabricado mascarillas térmicas reutilizables, que permiten su lavado y desinfección sin perder ni afectar a las propiedades del textil. Y además de la protección de las mascarillas higiénicas frente al virus, cuenta con la ventaja de alertar ante una subida de temperatura corporal con un simple cambio de color, lo puede resultar muy útil en ambientes de trabajo como oficinas y en medios de transporte para controlar la expansión de la enfermedad, con la movilidad de las personas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario