Con solo una sonrisa

Foto de Rosa MurielFoto de Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

18.09.2020

Una de las mejores cosas que podemos hacer para sentirnos felices en nuestra vida y también para tener buena salud es reírnos, reírnos mucho.

En nuestro día a día los somos como las pesetas, tenemos una “cara” y una “cruz”, y quizás alguno añadirá, un “borde”, porque mira que hay cada “borde..”. En cualquier caso, y aunque parezca mentira, con nuestras “caras”, con nuestras “cruces” y con nuestros “bordes”, generamos más envidia que otra cosa a algunas personas de nuestro mundo.

Cuando logro reírme un poco de mí misma, me ayudo a no tomarme tan en serio, porque la realidad es que no soy tan importante. Si yo faltase mañana, el mundo seguiría girando y este humor sutil hacia mí misma, ablanda un poco mi ego, mostrándome una perspectiva más realista: verdaderamente no soy tan importante como muchas veces creo ser, no soy tan indispensable como muchas veces me siento; otros muchos seres humanos, en mi lugar, podrían hacerlo igual o mejor que yo.

Con la sonrisa o con la risa a carcajadas puedes transmitir muchas emociones, positivas y hasta negativas. Es decir, el «jajaja» te permite decir lo que piensas sin que suene mal.  Por ejemplo: que gilipolleces dices,  jajaja …

Se el primero en comentar on "Con solo una sonrisa"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*