Parchis
Actualidad CORONAVIRUS

Casi la mitad de los contagiados ahora no ha cumplido los 40 y siete de cada 10 son menores de 60 años

La reina Letizia en la inauguración del curso escolar - informaValencia.com
La reina Letizia en la inauguración del curso escolar - informaValencia.com

Mujer de 38 años, infectada en el ámbito familiar o en reuniones de amigos es el perfil mayoritario del positivo de COVID-19 en estos momentos

Lunes, 14 de septiembre de 2020

informaValencia.com.-  Desde el inicio de la crisis sanitaria hasta ahora la edad media de los casos positivos ha caído en más de 20 años. De superar los 60 en marzo, a situarse por debajo de los 40 en septiembre. Uno de cada cuatro contagios afecta a personas de menos de 30 años.

El 8 por ciento de los positivos que se registran en España tiene como origen del contagio el ámbito laboral. Y 8 de cada 10 contagiados son leves y se recuperan sin pasar por el hospital. A partir de cada infectado se detectan otros 3 de media. Y en casi 4 de cada 10 contagios el infectado no sabe dónde ha podido contagiarse y más de uno de cada 10 de los que se somete a un test da positivo, el doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) como deseable y prueba de una situación controlada.

De marzo hasta ahora se ha mejorado en capacidad de detección. Entonces solo se detectaban el 10 por ciento de los casos, los más graves, los que llegaban a los hospitales. En septiembre la situación ha mejorado pero no lo suficiente y hay una fuerte disparidad entre Comunidades Autónomas.

“Todo depende de la región y del número de rastreadores y puede variar desde una detección del 60 por ciento a otras que logran entre el 20 y el 40 por ciento. En Madrid y Cataluña que por su alta densidad de población es más difícil y tras multiplicar la capacidad de rastreo se detectan de media la mitad de los casos y esto es mejorable” ha explicado en entrevista en la cadena Cope, Lorenzo Armenteros portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)

Con la vuelta al colegio y al trabajo, el perfil de los contagiados puede variar y los focos pueden multiplicarse especialmente en las zonas del país más densamente pobladas. Es algo que contemplan los epidemiólogos consultados, que consideran que los próximos días van a ser claves pues las cifras comenzarán a registrar el impacto del inicio del curso escolar. Lo que más preocupa además de un posible descontrol de la situación es la cohabitación entre COVID 19 y gripe en este otoño que consideran una nueva prueba de fuego.

Los epidemiólogos consideran “asumible” la situación hoy por hoy en los hospitales, con una ocupación de camas COVID en el 7,5 por ciento a pesar de que haya CCAA como Madrid en el 18 por ciento. Según explicó Antony Trilla, epidemiólogo del Hospital Clinic De Barcelona “en marzo y abril llegamos a superar el 40 por ciento y de un total que se había duplicado sobre que teníamos en origen”.

“Quienes hoy acuden al hospital tienen síntomas más leves y también reciben antes el alta médica” explica el microbiólogo Estanislao Nistal. No ocurre lo mismo señala con los casos graves “el 5 por ciento del total que ingresa en las Unidades de Cuidados Intensivos”.

A pesar de las medidas de distanciamiento, de higiene y las mascarillas, España sigue teniendo un alto número de diagnósticos por millón de habitantes, muy por encima del que registran otros países europeos. Según las últimas estadísticas, aquí tenemos 12.334 casos por millón de habitantes, lo que equivale a casi un 4 por ciento de población afectada. Nuestras cifras duplican las de los países peor situados como Portugal ó Francia con unos 6.000 casos por millón de habitantes, los de Italia que no llegan a 5.000 y los de Alemania que superan por poco los 3.000.

Entre los factores que influyen puede estar nuestra movilidad y modo de vida, el que no siempre cumplimos las normas y la disparidad de gestión entre las regiones, subrayan.

Actualmente hay más diagnosticados por día de los que había en lo peor de la pandemia, superamos los 10.000 y en marzo/abril estábamos por debajo de los 8.000, pero el perfil actual “refleja mucho mejor el cuadro real que el que teníamos en la primera ola”. “Antes había muchísimos más contagiados a los que el sistema nunca lograba detectar, hasta el 90 por ciento” señala Armenteros.

Y se insiste en que la multiplicación de los contactos sociales y el relajarse con las medidas de protección son el principal riesgo en este momento. En las próximas semanas con la llegada del frío vendrá otro virus mortal, el de la gripe, y ya no estaremos tanto al aire libre como ahora sino en interiores y espacios cerrados en los que el bicho lo tiene más fácil. Antes de que eso ocurra, lo ideal consideran es lograr reducir la curva al máximo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario