Parchis
Opinión

De Rajoy a Casado

Pablo Casado, Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijó en imagen de archivo - iV.com

Vicente Torres

13-09-2020

Todo el mundo sabe que Rajoy es un tipo timorato e incapaz de arriesgarse por nada. Felipe VI, mucho más joven, sí que es capaz de tomar la decisión adecuada en el momento oportuno, pero lo de Rajoy es subirse a la barrera y esperar a que se vaya el toro, lo que no ocurre siempre, como pudo comprobar cuando Sánchez, que ha sustituido la democracia por la ineptocracia, le madrugó el sillón.

Todas las encuestas daban, todo el tiempo, ganador a Zapatero frente a Rajoy, porque los descarados siempre han tenido ventaja ante los timoratos. Esta vez el toro si se fue o, mejor dicho, lo devolvieron al corral por inútil, y Rajoy pudo cumplir su sueño.

Dijo Julián Marías que la cualidad más importante es el valor. No se equivocó, puesto que el único presidente del gobierno español, en el actual periodo democrático, que lo ha tenido es Adolfo Suárez y, consecuentemente, es el único cuyo legado es positivo. Arriesgó todo por traer la democracia e hizo lo posible para que la tuviéramos. Los demás la han ido deteriorando, deteriorando, deteriorando…

Rajoy, en su cobardía y su constante fuga, sabía que la realidad se impone a los sueños y confiaba en que todos aquellos que amenazaban a la legalidad se dieran de bruces con la realidad, pero si hubiera sido por el discurso del Rey del 3 de octubre, las cosas podrían haber sido de otro modo.

Se conoce que Casado también espera que la Ley de la gravitación universal haga caer a Sánchez, habida cuenta de que su ineptitud es equiparable a la de Zapatero, pero en este caso su rival, que también es taimado, está advertido y siempre desvía la atención hacia donde le conviene. Sánchez ha de caer, pero ya veremos cuántos españoles quedan vivos cuando ocurra.

Hay que plantear la batalla y la más urgente es la de la separación efectiva e irreversible de poderes, caiga quien caiga. No importa conseguir la presidencia o no, sino atender a los intereses de la nación.

print

2 Comments

Haga clic aquí para publicar un comentario