Parchis
Opinión

El Valencia cierra una pretemporada atípica, invicto, compacto e ilusionante

Javi Gracia, entrenador del Valencia CF - VCF
Javi Gracia, entrenador del Valencia CF - Img. VCF

Antonio Silvestre

06-09-2020

Castellón, Villarreal, Levante y Cartagena han sido las piedras de toque para este nuevo Valencia 2020-2021, que de la mano de Javi Gracia, ha comenzado a rodar con hechuras de equipo sólido, aguerrido y vertical. Amigos, aquí hay mucho más equipo de lo que parece y de lo que algunos chalaos quieren hacer ver. Es de esperar que abandonen la cruzada, las amenazas y las bravuconadas, y se dediquen a apoyar de una puñetera vez.

Un equipo que tiene en el banquillo el mejor entrenador de los últimos seis años, que ha dotado en apenas 20 días, de personalidad y carácter a un once que rebosa juventud y soltura, técnica deslumbrante y mucha hambre, que ofrece distintas variantes de juego durante un partido y que en el aspecto físico está como una moto. Claro, otra cosa será cuando lleguen los puntos en juego pero de entrada, plena confianza en este grupo.

Y aunque ya se hablaba mucho de ellos, no deja de ser una ilusionante sorpresa ver desenvolverse a los Guillem Molina, Álex Centelles, Yunus, Racic o Álex Blanco, diamantes en bruto al los que el orfebre Gracia ha de pulir ligeramente. Y mención aparte para Vicente Esquerdo y Kang In. El de Calpe apunta a ser el eje de la organización en el centro del campo, con una calidad y una condición técnica excelentes. Y el coreano se va a convertir en un jugador explosivo, con unos recursos técnicos dignos de los mejores, con la portería contraria siempre entre ceja y ceja.

Y a todo esto cabe destacar el aspecto físico, envidiable a estas alturas de pretemporada. Los Piccini, Waas, Paulista, Guillamón, Gayá, Kondogbia, Maxi, Jason, Manu Vallejo y sobre todo, Gonçalo Guedes, se encuentran a un nivel realmente bueno para el poco tiempo de preparación que llevamos. Sin embargo otros siguen sin dar la talla, como los casos de Cheryshev o Rubén Sobrino y, personalmente creo que no terminarán por darla nunca. En la recámara quedan los inéditos Carlos Soler y Toni Lato, futbolistas sobradamente contrastados y de los que solo cabe esperar su pronta recuperación.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario