La realidad de la derecha

Macarena Olona, portavoz y secretaria general del grupo parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados./informaValencia.comMacarena Olona, portavoz y secretaria general del grupo parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados./informaValencia.com

Vicente Torres

02-09-2020

Sitúan a Ciudadanos en la derecha, pero empezó siendo de izquierdas y luego se ve que se desplaza a gran velocidad hacia el lado que le conviene. Algunos piensan que Arrimadas será ministra. Con la izquierda.

Dijo Ayuso, en la entrevista que le hizo Sostres, que cuando el Barcelona gana sube el PSOE y cuando lo hace el Real Madrid quien sube es el PP. Una chorrada de este calibre la descalifica para el cargo que ostenta. Lo cual no significa que quienes la insultan, todos peores que ella, tengan razón.

Cayetana, que seguramente es la mejor portavoz que ha tenido el PP, y hasta cualquier otro partido, tiene un afán de protagonismo insaciable, no soporta no ser noticia, y Almeida piensa que su cometido es el de barrendero del partido y sale a la palestra a contestar a su antecesora. Ella tiene razón y teniendo en cuenta esta circunstancia y que sabe argumentar, será difícil que logren que calle. De eso debería darse cuenta Almeida.

Casado nombró portavoz a Cayetana y luego la destituyó, con lo cual ha demostrado que hace lo que le sale de los cojones, que cuando toma una decisión lo hace sin voluntad de mantenerla, o sea, que no lo ha hecho después de un concienzudo estudio del caso, sino atendiendo a su corazonada del momento, con lo cual si dentro de un tiempo tiene una corazonada distinta, toma otra decisión en sentido opuesto y tampoco se siente obligado a explicar satisfactoriamente el porqué de sus dos decisiones antagónicas.

Olona, que hizo un discurso magistral sobre la deriva de las supuestas feministas, que se tildan de tales sin serlo, y que ha motivado las iras de la izquierda, especialmente de la extrema izquierda, que han contestado con insultos y descalificaciones, pero sin argumentos, se ha descalificado ella misma mediante un tuit, con falta de ortografía incluida, en la que muestra su sumisión al jefe.

print

Se el primero en comentar on "La realidad de la derecha"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*