Parchis
Opinión

Un Valencia en estado de Gracia

Img. Web Valencia Club de Fútbol
Img. Web Valencia Club de Fútbol

Antonio Silvestre

31-08-2020

Ya se que algunos dirán que es muy pronto, que tres partidos no son nada. Bueno, ya veremos.

Claro que faltan muchas cosas y apuntalar el equipo pero ya se ha notado la renovación del vestuario, con un aire fresco y puro, sin la toxicidad de antes. Por supuesto y como hombre de fútbol, no seré yo el que lance las campanas al vuelo por tres partidos, sabiendo además que las pretemporadas pueden ser engañosas -a veces, no-, pero personalmente los duelos ante Villarreal y Levante me han ilusionado, más si cabe, cuando venimos de los once últimos partidos tras el parón, que han sido horrorosos en todos los sentidos.

Me ilusiona sobre todo ver que tenemos fondo de armario a largo plazo. Los chiquillos que puso en liza Javi Gracia ante el once titular del conjunto de Orriols demostraron que, uno a uno y con continuidad y paciencia, pueden tener sitio en el primer equipo. Una delicia ver a los Kang In, Hugo Guillamón, Yunus, Guillem Molina, Alex Centelles, Alex Blanco, Pedro Alemañ, Alex Carbonell y Hugo González plantarles cara a tíos muy bragados en Primera. Es que en esta ocasión no hablamos de uno o a lo sumo dos jugadores que pueden subir. Cualquiera de ellos, arropados por los Gayá, Paulista, Waas, Soler, Kondogbia, Guedes -que satisfacción ver como empieza el portugués-, Maxi o Jaume, pueden dar la talla sin ninguna duda.

Ya lo dije y lo vuelvo a decir: una limpieza de la plantilla tan dura era necesaria porque sobraba política de sindicatos en la misma, que asfixiaba todo lo demás. Se habían perdido las ganas y el hambre, algo de primero de fútbol. Porque, reitero una vez más, animados por demasiados periodistas, un grupito de futbolistas decidieron “vengar” al amiguete asturiano lo que para ellos era una injusticia y generaron las semillas de lo que hoy es el germen contra Lim.

Ahora es una guerra abierta, sin cuartel, sin miramientos, contra la propiedad, sin valorar los graves riesgos que la campaña conlleva y de cuyas consecuencias serán todos cómplices. Las arcas del club están más que tocadas pero no hundidas, gracias a Peter Lim. Nadie habla de lo que se nos viene encima con la NO renovación de pases y sin embargo continúan a diario con los ataques. E insisto, todo esto por renovar una plantilla -algo tan lógico como generacional- y devolver el préstamo de unos afectos de intereses personales, ajenos al Valencia.

Todos los clubes, todos, tienen errores y aciertos en las bajas y en las altas, es algo regular cada temporada. Si me pongo a poner ejemplos del último ejercicio hago una lista de cien casos como mínimo. Solo pondré dos: Bale y James. Y no se organiza la mundial por eso, salvo en el caso de Messi, el mejor jugador de la historia del fútbol. Así que la coartada del manido “proyecto” no les vale. Sí les valdría empujar y ayudar, dejar las fobias al margen, abstenerse de desestabilizar y pensar en positivo: ya saben, no hay mal que por bien no venga. Y el murciélago debería estar por encima de todo.

 

 

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario